|  

Afirman que Macri y el juez Borinsky estuvieron reunidos por lo menos 15 veces

El dato surge del registro de visitas a Olivos, donde figura que la mayoría de las visitas eran «para jugar al padel».

MARIANO BORINSKY. Juez de la Cámara de Casación Penal.

El juez de la Cámara de Casación Penal Mariano Borinsky habría visitado a Mauricio Macri en Olivos al menos 15 veces durante su presidencia, según el registro de visitas que se llevaba en la residencia del mandatario.

El senador Mariano Recalde consideró que el tema «es muy grave» porque coincide «con las decisiones que después tomaron (en la Justicia) para perseguir a la principal dirigente opositora de ese entonces», la actual vicepresidenta Cristina Kirchner.

En declaraciones a Radio Rivadavia, Recalde aseveró que el juez y el entonces mandatario «estuvieron reunidos por lo menos 15 veces» y que los encuentros «coincidían con resoluciones que dictaban tanto Borinsky como el juez (Gustavo) Hornos, como el fiscal (Raúl) Pleé», también señalados por visitas al expresidente.

Para Recalde todo se hizo «con mucha impunidad y con mucho silencio» y mientras «se reunían con estos jueces, la acusaban a Cristina (Kirchner) de haberse reunido una vez con (el juez Sebastián) Casanello».

«Se escandalizaban por una supuesta y comprobada falsa reunión con Casanello», apuntó Recalde.

Para el senador «esto es muy grave» porque además coincide «con las decisiones que después tomaron (en la Justicia) para perseguir a la principal dirigente opositora de ese entonces».

Recalde fue más allá y comparó lo que pasó en la Argentina con lo sucedido en Brasil. «Hubo un plan sistemático en toda América Latina de perseguir a los dirigentes populares para que no lleguen al Gobierno o sacarlos, como pasó con Lula da Silva», opinó.

Para el senador del Frente de Todos en «Brasil, Ecuador, Bolivia pasó exactamente igual» y esto «no es casualidad».

«En otro momento la forma de incidir en la políticas y sacar a los representantes de las mayorías era con la dictaduras, ahora está el mecanismo que denominamos lawfare (guerra judicial) y lo vemos con prueba documental», concluyó.

Recalde se refirió además a su estado de salud por el coronavirus: «La semana que viene me hago los últimos estudios y creo que ya me dan el alta», dijo, pero contó: «La pasé muy mal».

En este sentido recordó que estuvo «cuatro días internado y con neumonía» luego de contraer coronavirus. (El Ancast)

Categorías