|  

Adolfo Alsina, el municipio de Juntos que mayor índice de coparticipación recibe del gobierno provincial

Según afirma un relevamiento, los primeros diez puestos se los llevan municipios del Frente de Todos. Recién en el puesto 11 aparece un distrito opositor: Adolfo Alsina.

Como todos los años, el gobierno de la provincia de Buenos Aires da a conocer el detalle de la coparticipación bonaerense, que surge de una intrincada fórmula que todas las administraciones prometen revisar y finalmente no lo hacen. Y como siempre ocurre, el reparto de fondos genera muchas suspicacias.

El último 4 de febrero, la gestión del gobernador Axel Kicillof difundió los resultados para los 135 municipios que componen el territorio bonaerense y, con la actualización del método de reparto, 48 comunas serán las que recibirán más fondos en comparación a lo percibido tanto en 2020 y 2021, a partir del llamado Coeficiente Único de Distribución (CUD).

Pese a que los porcentajes salen de una extraña alquimia estadística, hay datos que llaman poderosamente la atención. Casualidad o no, los 10 distritos más beneficiados con la coparticipación son gobernados por el Frente de Todos: Escobar, General Las Heras, Alberti, Pehuajó, Lomas de Zamora, Carlos Tejedor, San Fernando, Mar Chiquita, Luján, y Tigre.

Recién aparece un municipio administrado por Juntos por el Cambio en el puesto 11: Adolfo Alsina. Más aún: de las primeras 30 comunas con máyor índice coparticipación, solo 11 pertenecen a la oposición, es decir, poco más del 33%. De los 135 partidos, 72 son manejados por el kirchnerismo, 61 por el macrismo y 2 por el vecinalismo.

En cambio, la lista de abajo la encabeza la oposición. Es decir, los que menos reciben.

Los datos sobre los ganadores y perdedores de este sistema se desprenden de un documento de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).  Y las conclusiones van en línea con la poderosa influencia que tienen en el gobierno de Kicillof los intendentes peronistas, después de las elecciones del año pasado.

El Coeficiente Único de Distribución (CUD) de la provincia de Buenos Aires fue creado el 2 de junio de 1995 mediante el Decreto 1069/95, que ordenó, a su vez, la Ley 10.559 promulgada el 22 de octubre de 1987, que establecía el reparto a los 135 municipios. Pero lo cierto es que el CUD, cuya autoridad de aplicación es el Ministerio de Hacienda, surge de una disposición muy compleja. Y para muchos también demasiado injusta.

En su artículo 1°la ley 10.559 afirma que “las Municipalidades de la Provincia recibirán en concepto de coparticipación el 16,14% (dieciséis con catorce por ciento) del total de ingresos que percibe la Provincia en concepto de impuestos sobre los Ingresos Brutos, Impuesto Inmobiliario, Impuesto a los Automotores, Impuesto de Sellos, Tasas Retributivas de Servicios y Coparticipación Federal de Impuestos”, determinando el criterio por el cual serán distribuidos los recursos:

_ El 58% (cincuenta y ocho por ciento) entre todas las Municipalidades de acuerdo a lo siguiente:

_ El 62% (sesenta y dos por ciento) en proporción directa a la población.

_ El 23% (veintitrés por ciento) en forma proporcional a la inversa de la capacidad tributaria “per cápita”, ponderada por la población.

_ El 15% (quince por ciento) en proporción directa a la superficie del Partido.

_ El 37% (treinta y siete por ciento) entre las Municipalidades que posean establecimientos oficiales para la atención de la salud -con o sin internación-, de acuerdo a lo establecido por el artículo 2° de la presente ley.

Como se aprecia, el dato poblacional es muy importante. Por ello, los resultados que arroje el reciente censo realizado pasa a ser fundamental.

Volviendo al reparto de fondos de 2022, y como ya se dijo, el municipio más beneficiado fue Escobar, que pasó de tener 1,02% a 1,22% del total de la coparticipación, es decir, que tuvo una mejora del 19,5% en relación al porcentaje de 2020/2021.

Luego siguen Las Heras, que aumentó su coparticipación de 0,13% a 0,15% (+14,8%)Alberti, de 0,17% a 0,19 (+10,3%), y Pehuajóde 0,67% a 0,73% (+9,8%), bajo el control del controvertido Pablo Zurro.

También ganaron Lomas de Zamora, cuyo intendente en uso de licencia es el jefe de gabinete provincial, Martín Insaurralde, que pasó de 2,46% a 2,69% (+9,3%)Carlos Tejedor, de 0,29% a 0,31% (+8,5%); San Fernandode 0,77% a 0,84% (+8,3%); Mar Chiquitade 0,43% a 0,46% (+7%); Lujánde 0,76% a 0,81% (+6,2%), y Tigrede 1,56% a 1,65% (+6%).

Así mismo, cabe destacar que La Plata, manejada por Juntos por el Cambio, también recibirá más este año, percibiendo un 2,94%, lo que se traduce en una mejora de 0,9% respecto a 2020 y 2021, donde le había tocado 2,92%.

Por su parte, La Matanza es el distrito que se lleva la mayor parte de la coparticipación(7,36%) aunque, en términos reales recibió muy poco más (0,01%) con respecto a los periodos 2020 y 2021 cuando le tocó 7,35%.

En cuanto a la lista de los perdedores de la coparticipación, los primeros 9 puestos corresponden a la oposición. El más perjudicado es General Madariaga, de Juntos por el Cambio, al pasar de 0,35% a 0,31%, lo que representa una caída del 11%. Lo siguen Suipacha, también opositor, de 0,20% a 0,18% (-9,3%), Salliqueló, vecinalista, de 0,17% a 0,16% (-8,5%), y Florentino Ameghino, de Juntos, de 0,21% a 0,19% (-7,4%).

En el pelotón de los perjudicados por el nuevo CUD también se ubican Vicente López, de 1,84% a 1,71% (-7,1%); Lincoln, 0,59% a 0,55% (7%); Arrecifes, de 0,31% a 0,29% (-6,8%) y General Arenales, de 0,27% a 0,25% (-6,8%). Todos pertenecientes a UCR y Juntos por el Cambio. O sea, a la principal oposición.

Más allá de la rigidez de la fórmula aplicada, son datos bastante elocuentes.

Párrafo aparte merece General Pueyrredon. Con Mar del Plata como cabecera, la ciudad más grande del interior y tercer distrito electoral de la provincia de Buenos Aires, su rol es altamente estratégico.

Según el citado informe de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública, el CUD del distrito cayó un 1,1% en los últimos 5 años. Desde 2015, es gobernada por el macrismo, primero con Carlos Arroyo y en la actualidad por el ex juez y ex funcionario de CABA, Guillermo Montenegro.

El Coeficiente de General Pueyrredon fue de 2,2666 en 2018; en tanto, en 2019, fue de 2,2634; mientras que en 2020/2021, 2,2577; y, para este año, es de 2,2419. De acuerdo al estudio, Mar del Plata se ubica en el puesto 65 entre los distritos más beneficiados. Es decir, mitad de tabla.

Respecto a la variación última, el índice sufrió una caída del 0,7%, lo que implicará que se reciban cerca de $45 millones menos de los previstos por el Ejecutivo Municipal.

Pero más allá de esto, todo indica que el kirchnerismo intentará conquistar la ciudad con partidas que ellos puedan controlar. Así lo demuestran los casi 600 millones de pesos asignados para obras en Mar del Plata que anunció el gobernador Kicillof, el pasado 10 de mayo, en el marco del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) 2022.

Para el distrito, el monto exacto será de 588.022.394 pesos que se distribuirán para dar pavimentación asfáltica, bacheo y construcción de cordón cuneta, instalación de luminarias led en avenidas y la ampliación de escuelas, a la vez que habrá obras de reparación en la Residencia para Adultos Mayores Eva Perón, de acuerdo a lo anunciado.

No se debe olvidar que el 5 de agosto de 2021, el Gobierno bonaerense había realizado la apertura de sobres de la licitación de las obras cloacales que se llevarán a cabo en el barrio Nuevo Golf de la ciudad, que demandarán una inversión superior a los $187 millones.

Y que pocos días antes, se había anunciado la realización de las obras por parte de la provincia de la Red de Desagües Cloacales en el Barrio Parque Independencia, con una inversión que supera los 228 millones de pesos.

También en la lista aparecen la necesaria avenida de circunvalación, y la prometida y hasta ahora no concretada ampliación del puerto de Mar del Plata, que será financiada por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la ANSES.

Y esto no es un detalle. El organismo previsional es manejado por la marplatense Fernanda Raverta, perteneciente a La Cámpora, que perdió por apenas 9.000 votos la intendencia a manos de Montenegro en 2019.

Datos más que interesantes. En la ciudad se invierten mensualmente desde ANSES, en concepto de jubilaciones, pensiones, asignaciones, complemento para el salario familiar, Programa Alimentar, Complemento Leche, otras prestaciones y Repro II, la suma de 8.755,5 millones de pesos. No es poco.

El Presupuesto 2022 del municipio asciende a $36.637 millones. Es decir, lo que vuelca la ANSES a la ciudad representa casi el 24% de sus ingresos totales.

La hija del ex montonero Mario Montoto, que viene a la ciudad todos los fines de semana, ya avisó que volverá a ser candidata en 2023 por el kirchnerismo. Por lo pronto, quienes manejan las filiales locales tanto del IOMA como del  PAMI, son hombres vinculados a Raverta: Santiago González y Fernando Mogni, respectivamente. (Mendoza Today)

Categorías