|  

Abrió sus puertas la residencia geriátrica mixta Esperanza

En Colón N° 481 de Carhué, el médico especializado en gerontología Johnny Pacherres Lozano y su esposa Susana, reciben a abuelas y abuelos en un amplio y confortable espacio, con servicios y la atención especializada que hacen a una mejor calidad de vida de los adultos mayores.

AMPLIO ESPACIO. Los propietarios, en el confortable jardín de la residencia.

CARHUÉ (Cambio 2000).- El pasado lunes abrió sus puertas en Carhué, en Colón N° 481, la residencia geriátrica Esperanza, un proyecto del médico especializado en gerontología Johnny Pacherres Lozano y su esposa Susana, quienes idearon un espacio amplio, de máxima calidez y confort, con atención profesional especializada en diferentes rubros, para la contención de adultas y adultos mayores.

Acerca del proyecto que acaba de cristalizarse, y que en el primer día ya fue elegido por tres familias para que sus mayores atraviesen el tiempo con bienestar y en el clima adecuado, sus mentores destacaron que “hace dos años que estamos radicados en Carhué. Llegamos desde Corrientes en busca de mayor tranquilidad familiar y laboral; y si bien surgieron varias propuestas en diferentes lugares, como Casbas, Saavedra o Darregueira, fuimos evaluando las posibilidad de adaptación y permanencia, y en familia, con nuestros hijos, una niña de 12 años y un nene de 7, que formaron parte de la decisión, optamos por Carhué, que además de gustarnos como ciudad, nos recibió de modo espléndido”.

DR. JOHNNY PACHERRES Y SU ESPOSA SUSANA. Están a cargo de la residencia geriátrica mixta Esperanza.

“Entendimos que éste sería el lugar donde volver realidad el proyecto que teníamos desde hacía tiempo, incluso cuando estábamos en Corrientes, y por eso poco a poco, fuimos dando vida a Esperanza, el hogar que soñamos y que fue posible gracias a la mano tendida de mucha gente que lo hizo de manera incondicional y desinteresadamente. Nunca hubiésemos imaginado previamente que esta comunidad fuera tan complaciente y humanitaria, y que confiaría tanto en nosotros al momento de alentarnos y ayudarnos en el proyecto. Lo agradecemos de corazón, porque fue un importante motor que nos llevó a este presente, en el que finalmente la residencia abrió sus puertas. En Carhué la gente nos quiso muy rápido, nos abrazó ampliamente, y por ello queremos devolver tantas muestras de afecto y apoyo con un nuevo servicio”, añadieron Susana y Johnny Pacherres.

“Entendemos que esta residencia, que es la primera, porque el plan es más abarcativo de cara al futuro, está localizada en un buen lugar, en un edificio muy amplio, que se pudo adaptar a las necesidades de los mayores, y cada espacio está diseñado para una atención y contención acordes; con sanitarios adaptados, habitaciones cómodas, con espacio de guardado individuales, sector de esparcimiento, y soleado jardín, así como cuenta con todos los implementos y accesorios que puede necesitar un abuelo y una abuela en su cotidianeidad”, explicaron.

NUEVO SERVICIO. «Cada espacio está diseñado para una atención y contención acordes», dijeron Johnny y Susana.

“Asimismo -expresó el Dr. Pacherres-, la gama de servicios profesionales que necesitan un abuelo o una abuela, están cubiertos en todas las áreas, porque esa fue una premisa desde el origen del proyecto, y Esperanza cuenta con la asistencia de un médico especializado en geriatría, una nutricionista, mientras que completan el plantel otros profesionales y personal capacitado, cuya acción tiende a la atención integral a través de un equipo interdisciplinario; y a futuro, pensamos incorporar atención en kinesiología, laborterapia y demás”.

Para las admisiones, la atención es personalizada. Al respecto, el Dr. Pacherres precisó que “previo al ingreso de los adultos mayores, tendré a mi cargo una entrevista con las familias y ellos mismos para conocer el historial, sus necesidades y objetivos, y de ese modo, hacer los ajustes para que cada abuelo pueda tener una mejor calidad de vida en el marco de su patología, o inquietudes personales”.

Por último, los propietarios de la residencia geriátrica Esperanza, destacaron que “cualquier persona que así lo desee, puede contactarnos y recabar la información que considere necesaria; nuestros teléfonos son el 2936 401571, y el 2936 401522; y estamos abiertos a sanear las diferentes inquietudes, o recibir a los interesados con intenciones de conocer la institución”, señalaron Susana y Johnny Pacherres. (ESPACIO PUBLICITARIO)

Categorías