|  

“A 60 días de iniciada la cuarentena, repensar el manejo de nuestras emociones y conductas, parece ser una necesidad”, afirmó Andrea Ares

CARHUÉ (Cambio 2000).- Para acompañar psicológicamente a la ciudadanía durante la cuarentena, continúa activado en Adolfo Alsina el Dispositivo Ubuntu. Integrado por psicólogas y otros profesionales de la salud, acciona hacia todos los grupos etarios de la comunidad de Adolfo Alsina, que en caso de necesitar intervención profesional para aliviar los síntomas agudos de estrés, prevenir reacciones diferidas, o hallar contención, pueden comunicarse al 2923 418908.

Asimismo, la ciudadanía puede acceder a información al respecto e interactuar, a través de las cuentas de Facebook e Instagram Dispositivo Ubuntu.

En el marco de este plan de acompañamiento psicológico creado con el objeto de ofrecer protección, seguridad y esperanza, la Lic. en Psicología Andrea Ares, integrante de Ubuntu, a cargo de la difusión preventiva a través de los medios de comunicación, expresó: “Como hemos dicho anteriormente, esta nueva realidad: la de la pandemia, sin dudas dio origen a la aparición, y/o la acentuación de ciertas emociones, tales como miedo, frustración, enojo, ambivalencia, desorganización, aburrimiento, tristeza, sentimiento de soledad, sensación de encierro y ansiedad, entre otras, y si a esto le sumamos la prolongación en el tiempo del contexto que implica estar en cuarentena, con los cuidados, restricciones y demás, sería aconsejable detenernos, pausar, como ya lo hemos sugerido en otras oportunidades, para repensarnos y reconocernos acerca de dónde y cómo estamos al día de hoy en relación a estos aspectos que nos constituyen y que tanta influencia tienen al momento de accionar y relacionarnos con otros”.

«Si comprendemos que son nuestras emociones las que propician nuestras acciones y conductas, podremos comprender que si no nos quedamos entrampados en un sentir negativizado de estas emociones, seremos capaces de transformarlas, y lograr así accionares más solidarios y más altruistas, atravesados por la amorosidad, que favorecerán el cuidado propio y el de los demás”, subrayó la Lic. Ares.

“Por otra parte -prosiguió-, debemos ser cuidadosos y no caer en una mirada patologizante, comprendiendo que hay cuestiones en el orden de las emociones y del accionar, que son propias y esperables como respuesta ante esta nueva ‘normalidad de la pandemia’, sin desatender y buscar, de sentir la necesidad, ayuda en la red afectiva cercana y/o profesional, inclusive, de ser necesario, cuando se sienta que esas emociones o acciones producen un estado de excesivo malestar con uno mismo o dificultades en lo vincular con los otros”.

Por último, acerca de cómo hacer frente a esa situación de excesivo malestar que puede plantearse, la integrante de Ubuntu, Lic. Andrea Ares, destacó que “algunas de las herramientas que pueden ayudarnos a mantenernos en armonía tanto con nosotros mismos como con los otros integrantes de la trama o red vincular, podrían ser el buen descanso, la buena alimentación, el tiempo de recreación, el orden en la cotidianeidad, el no aislarnos, desarrollar rutinas de ejercicios físicos, la práctica del yoga o la meditación, entre otros aspectos”. (SS)

Categorías

error: Content is protected !!