|  

A 20 años del título de San Martín en la LRF / Gustavo Actis: “Soy muy feliz de recordar ese día tan especial”

El 17 de diciembre del año 2000, el Santo se consagró campeón de la Liga Regional de Fútbol al derrotar por 2 a 0 a Racing. Actis, integrante de la dupla técnica, recordó ese logro por Radio 2000.

CARHUÉ (Cambio 2000).- El 17 de diciembre se cumplieron 20 años del título de San Martín en la LRF, oportunidad en la que el Santo conquistó el campeonato tras vencer a Racing por 2 a 0 en la final del certamen.

Gustavo Actis, uno de los integrantes de la dupla técnica de San Martín junto a Juan Carlos ‘Cepillo’ Medina, recordó en el programa CRUZANDO EL PUENTE, por RADIO 2000, el logro conseguido 20 años atrás.

«Soy muy feliz de recordar ese día tan especial, que lo fue no sólo para mí sino para todo el equipo y para la institución en general. San Martín había tenido problemas económicos, y el título fue como una resurrección para la institución; un punto de partida para volver a tener la trascendencia que había tenido a través de los años”, contó.

Ese año 2000, las dos instituciones de Carhué, Racing y San Martín, jugaron la final, lo que se dio por primera y única vez (hasta ahora) en el ámbito de la Liga Regional de Fútbol de Suárez.

La primera parte de campeonato fue para San Martín, que la ganó en forma extraordinaria; y luego sorprendió Racing en la Liguilla con un San Martín que, producto de lesiones, suspensiones y algo de relajamiento, no tuvo tan buen rendimiento.

“Nosotros armamos un equipo totalmente local, si bien Amílcar Balercia venía de Independiente de la Colonia y Raúl Sánchez de El Progreso, pero ellos estaban establecidos en Carhué, y se sumaron a la base de jugares locales, por lo que no había ninguno que viajara y eso también contribuyó a estar a todos juntos todos los entrenamientos, a unificar el grupo, y que todo fuera más parejo, con el fin de poder aumentar el nivel”, destacó.

“Arrancamos muy bien, con mucha motivación; y después de lograr el primer torneo en una final tremenda con Huanguelén en cancha de Boca, en la que nos impusimos 4 a 3, después sucedió que entre lesiones, expulsiones y a lo mejor también un poco de relajamiento, no pudimos tener el mismo éxito en el torneo Clausura”, recordó Gustavo Actis.

“Eso fue muy bueno para las dos instituciones. En el caso de San Martín, después del campeonato del 95, cuando entró en la Liga de Coronel Suárez, hizo gastos económicos muy importantes para tratar de lograr el torneo; pero todo eso se paga en algún momento. Y después, los años 96, 97 y 98 fueron para reestructurar la deuda que había. Fue muy difícil lograrlo, y todos los que estábamos en ese momento le pusimos un poco el pecho, nos acordamos bien, porque la vida de una institución no consiste solamente los triunfos; es el día a día, y hay años que no son tan exitosos pero también hay que transcurrirlos. Entonces, venir de esos años más complicados, y obtener ese torneo, justo ante el rival deportivo más importante que teníamos, fue de trascendencia en la historia de la institución”, resaltó quien fuera uno de los integrantes de la dupla técnica.

“Racing ni siquiera jugaba de local en su cancha porque la estaba re sembrando, hacía de local en Espartillar, y hemos jugado algunos clásicos en esa localidad. Íbamos los dos planteles todos juntos para allá y después volvíamos; son lindos recuerdos para contar; e historias así se van sumando a lo bueno. Ese fue un año fabuloso”, subrayó.

“Éramos dos equipos muy parejos”

GUSTAVO ACTIS. Fue, junto a “Cepillo” Medina, el DT del San Martín campeón en el año 2000.

Sobre sus vivencias de esas dos finales, en las cuales, la primera fue empate 2 a 2, y luego San Martín la definió por 2 a 0 con dos goles de Gustavo Ramborger, Gustavo Actis señaló: “Los dos partidos fueron en el campo de San Martín, porque como Racing no tenía la cancha se repartieron el tema de las entradas en las dos finales; en la primera hizo de local Racing y salimos empatados dos a dos. Ganaba Racing, y sobre la hora, faltando 3 ó 4 minutos llegó el gol de Raúl (Sánchez). En el segundo encuentro, que fue increíble, nos tocó ganar el torneo; tuvimos un día soñado e hicimos un gran partido. Terminamos resolviendo el campeonato en nuestro favor, pero éramos dos equipos muy parejos; y por ahí se definía por detalles o por jugadas puntuales”.

“Ese día, gracias a Dios, estábamos increíblemente tranquilos, bien; y eso se demostró adentro de la cancha”, aseguró el técnico.

Los comentarios de la época, conservados en el archivo de CAMBIO 2000, dan cuenta que en ese encuentro, Gustavo Ramborger hizo un gran papel; y Racing había tenido dos chances importantes con un tiro de Franco Lick en el palo, y un cabezazo de Facundo Olavarría en el travesaño; pero San Martín fue más efectivo.

“Éramos muy parejos, -reiteró Actis-; nosotros teníamos un plantel muy equilibrado, y la llegada de Amílcar y Raúl nos resolvió todo lo que es el juego aéreo en las dos áreas, que era lo necesitábamos, aparte de la experiencia de ellos, más el resto del grupo en el que había mezcla de juventud, chicos, y también grandes. No sé si San Martín fue tan superior, pero teníamos equilibrio y una forma de juego con una defensa y un medio campo muy aguerridos y dinámicos. Eso generaba al rival mucho desgaste físico, y era muy difícil hacerle goles a San Martín”.

“En ese partido jugó Horacio Otarola, que fue una de las figuras; en cualquier momento podíamos convertir, y éramos un real equipo. Para lograr el campeonato tenés que estar bien en todos los aspectos del juego: tenés que estar bien en pelota parada, en defensa, en ataque, o en contragolpe, porque si no, no lo ganas. A veces también hay que contar con esa cuota de suerte que se necesita para todo”, señaló. 

Acerca de lo especial de aquel título, por haberlo obtenido frente al rival de toda la vida, Gustavo Actis destacó que “la parte emotiva queda en el recuerdo; fui súper feliz ese día. Con San Martín tengo algunos muy gratos recuerdos; por ejemplo, en el año 79 jugaba en las inferiores y San Martín salió campeón en todas las categorías, que eran cuatro. Después, en el 88 se ganó la copa Challenger, porque San Martín había ganado los campeonatos del 86, el 87 y el 88, y al ganar tres seguidos, en aquella época la Liga Carhuense te daba la copa Challenger”.

“Pero en este caso que recordamos, hablamos de una final de la Liga se Suárez, con el rival deportivo más importante; y tener la posibilidad de ganar, fue fabuloso; y en lo personal lo pongo a la altura de uno de los acontecimientos más trascendentes que me tocó vivir dentro del Club; una de esas cosas felices que muy difícilmente se repitan”, resaltó Gustavo Actis.

Rememorando cómo se integraba aquel equipo campeón, el técnico dijo que “me acuerdo de la mayoría; en el primer torneo atajó Pablo Kriger, y después Tato Alsina. En la defensa teníamos los dos Moreno que jugaron juntos ese año: el padre y el hijo, Fabián y Mauricio; estaba Silvio Kihn que recién arrancaba en primera; Amílcar Balercia, a quien poníamos de central, o cuando el otro equipo atacaba con dos delanteros solamente, de 6, como antiguamente. En el mediocampo estaban Nacho Vidal, Fati Vidal, Andrés Román, Horacio Otarola, y Javier Casas. También jugaron Gustavo (Ramborger), Raúl (Sánchez), y el Negro Heim; un valor muy importante adentro de la cancha, y Sergio Altube. Se armó un grupo muy bueno con el cual era posible el diálogo y el encuentro en todo momento, porque estaban todos en Carhué”.

“Racing también tenía muchos chicos de Carhué, e incluso le dio la oportunidad a muchos jóvenes. En esa época tenía muy buenas inferiores, que siempre las tuvo; pero a veces se le da oportunidades a los jóvenes y a veces no. En ese momento sí. Y fue muy bueno lo de Racing, sólo que se ve medio opacado porque ganó el torneo San Martín; pero para ellos fue también una excelente campaña”, destacó.

A la distancia, los títulos se valoran, porque después hubo que esperar 18 años, desde 2000, para que Racing saliera campeón, y 19 para que lo hiciera San Martín. “No es tan sencillo salir campeón, sobre todo en la Liga de Suárez; y eso que nos pasó a nosotros les pasa a muchos clubes, algunos grandes, como Blanco y Negro o Peñarol”.

“Todo es muy parejo y tiene su complejidad; hay que tener un plantel muy amplio por todas las situaciones que se van dando durante el desarrollo del torneo; pero capaz que hay 7 u 8 que lo pueden ganar. Y este sistema de cruces que se arma ahora, le da posibilidades a todos”, dijo.

Por último, Gustavo anheló festejar próximamente el título de 2000 y el del ’95, juntando los dos planteles, situación que no se pudo dar este año por la pandemia.

Vale señalar que en la próxima edición publicaremos la nota lograda, también en RADIO 2000, con el otro integrante de la dupla técnica: Juan Carlos Medina. (Cambio 2000)

Categorías