|  

16 de septiembre: Día del Almacenero / La Tranquera: Un almacén especializado en quesos y fiambres, cuya propuesta en productos alimenticios es cada vez más nutrida, siempre conservando la premisa de la calidad ante todo

“Nuestros clientes nos han dado y nos están dando todo; eso merece que estemos a la altura de las circunstancias y sigamos preocupándonos por ofrecerles lo mejor, con productos confiables, de calidad, atención cordial, y un espacio acorde y cuidado”, expresó su propietario, José Luna.

CARHUÉ (Cambio 2000).- Apenas cumplidos sus tres años de existencia el pasado 4 de septiembre, La Tranquera, el almacén especializado en quesos y fiambres al que dieron vida José Luna y María Luján Tello, no cesa en sus avances, en renovarse, y anexar continuamente nuevos artículos.

Con la premisa de ofrecer siempre productos de excelencia, de la mejor calidad y que puedan distinguirse, desde su espacio en la esquina de Moreno y Pringles, La Tranquera se ha hecho grande con el trabajo de su gente, en respuesta al gran apoyo que le ha dado la comunidad a la propuesta, a la atención y al cuidado en la elaboración de productos propios que llevan un sello indiscutible de la calidad.

José Luna recordó que “La Tranquera surgió de un sueño familiar, después de haber transitado toda mi vida laboral en la atención al cliente: en una panadería primero, siendo muy chico, luego en una verdulería, y más tarde en una panadería, todo en mi Bahía Blanca natal; y en cada lugar, fui aprendiendo”.

“Luego se dio mi llegada a Carhué, también para trabajar en una verdulería, y aquí conocí a quien es hoy mi compañera de vida; después regresé por un par de años a Bahía Blanca donde me desempeñé en el área de fiambrería en una sucursal de la Cooperativa Obrera, y finalmente volví a Carhué, para formar mi familia, y trabajar en un supermercado local, donde permanecía hasta que por fin pudimos dar forma al proyecto del emprendimiento propio que es La Tranquera”, contó a CAMBIO 2000.

“Con esfuerzo, sacrificio, y la mano tendida de muchos: familia, amigos, vecinos, proveedores y clientes, pusimos en marcha el comercio, que inmediatamente tuvo una gran respuesta de la gente, que nos eligió desde el primer día, mientras de nuestra parte nos preocupamos por estar a la altura de sus expectativas, con responsabilidad, para ir dando respuesta a las demandas; y ese es el punto que nos llevó a crecer y a seguir sumando a nuestra oferta inicial de fiambres, quesos, bebidas y productos de almacén”.

JOSÉ LUNA. Propietario de La Tranquera.

José Luna dijo que “aquel concepto comercial del principio fue modificándose, y a poco andar implementamos la venta de productos de pollo, como hamburguesas, pastoras, milanesas; ampliamos la oferta en lo que son artículos de almacén, y a la par fuimos invirtiendo en herramientas que íbamos necesitando, porque entre los productos elaborados estamos ofreciendo no sólo milanesas de pollo como al principio, sino de carne vacuna y de cerdo; y con la reciente incorporación de un freezer vertical, elaboramos hamburguesas veganas y otros alimentos sin harinas, que son tendencia de consumo en la actualidad”.

“Además -prosiguió-, estamos elaborando sándwiches de miga, de muy variados sabores, y como una cosa lleva a la otra, también diferentes tipos de ensaladas. En cada cosa que incorporamos, tratamos de ser únicos en cuanto a materias primas de calidad, que el producto se distinga, y pueda ser reconocido por nuestros amigos clientes. Creemos que a esa premisa la estamos logrando, porque la respuesta siempre es positiva”.

El propietario de La Tranquera destacó que “el éxito en las ventas nos posibilita seguir sumando herramientas, como por ejemplo ahora un rallador industrial, así como generar fuentes de trabajo, lo que para nosotros es muy importante, ya que junto a mí, mi esposa Luján, y mi suegra María de los Ángeles González, que fuimos los del principio, están desempeñándose Laura Maldonado y Cyntia Villar, una por la mañana y otra por la tarde, quienes en sus turnos de cuatro horas, ayudan en la elaboración, en reposición y en atención al público”, señaló.

Para finalizar, José Luna no tuvo más que palabras de agradecimiento para quienes se hacen eco de la propuesta de La Tranquera: “Nuestros clientes nos han dado y nos están dando todo; eso merece que estemos a la altura de las circunstancias y sigamos preocupándonos por ofrecerles lo mejor, con productos confiables, de calidad, atención cordial, y un espacio acorde y cuidado. Nos dan mucho a lo largo de todo el año, y queremos devolverles con trabajo todo ese apoyo”, precisó, al tiempo que dejó entrever que para La Tranquera hay nuevos proyectos, “que ya daremos a conocer pronto, ni bien estén en vías de cristalizarse, porque el objetivo es siempre ir para adelante, sin perder de vista las bases que nos trazamos en principio”.  (Cambio 2000)

Categorías