|  

Tras la sequía, volvió el agua a las Cataratas del Iguazú

Luego de varias semanas con bajísimo caudal, ya se encuentran prácticamente en sus niveles de agua habituales.

Este fin de semana Las Cataratas de lguazú​ recuperaron su esplendor. Luego de varias semanas de sequía en plena cuarentena y sin turistas por el coronavirus, el patrimonio nacional y mundial está volviendo a los niveles de caudal de agua habituales.

El día sábado marcó un volumen de agua de 519 metros cúbicos por segundo. Y ayer domingo, el caudal de Las Cataratas fue de 1120 metros cúbicos por segundo (lo normal es de 1300 a 1500).

DESDE MARZO. Las Cataratas atravesaban su particular sequía.

La sequía estuvo afectando a la zona desde marzo y se debió principalmente a la falta de lluvias en la región. En marzo, los niveles estaban a 520m3/seg y ya en abril el panorama se hizo realmente crítico con postales impensadas: llegaron a un caudal de entre 350 y 370 metros cúbicos por segundo​.

El volumen de agua registrado fue el más bajo desde 2006, cuando se llegó a los 250 milímetros. Hasta la semana pasada, todos los saltos experimentaron «bajísimos caudales» de agua, en el marco de un panorama inédito para el gran atractivo turístico.

UNO DE LOS SALTOS, en la Garganta del Diablo, no descendió nunca su caudal.

Sin embargo, la Garganta del Diablo conservó su magnificencia durante este periodo. El salto más imponente, con más de 80 metros de caída, se mantuvo siempre en buenos caudales de agua. Leopoldo Lucas, presidente del Ente Municipal Iguazú Turismo, explicó que esto se debió a su ubicación, dado que es el primer salto.

ASÍ SE VEÍAN. Las Cataratas durante la sequía, hace una semana.

Los meteorólogos aseguraron a medios misioneros que la temporada de lluvias ya comenzó, por lo que se prevé que el Río Iguazú vaya normalizando gradualmente su caudal, manteniendo a Las Cataratas siempre impactantes. (La Brújula 24)

Categorías

error: Content is protected !!