|  

“Transitamos una etapa de mucha emoción, porque estamos ante el sueño cumplido”, afirmó Carmen Medina

El Centro de Día Mimos estrenó su casa propia, pero aún falta un último esfuerzo para amoblarla. “Ver actualmente a los chicos tan bien y felices, que piden quedarse un ratito más cuando los vienen a retirar, llena el alma”, resaltó.

NUEVA CASA. Algunos de los integrantes del Centro de Día junto a las chicas que trabajan en el lugar.

CARHUÉ (Cambio 2000).- “Transitamos una etapa de mucha emoción, porque estamos ante el sueño cumplido”, aseguró a CAMBIO 2000 Carmen Medina, haciendo referencia a la conclusión y habitabilidad del espacio propio del Centro de Día local, que desde el pasado 1° de abril ya alberga a quienes conforman la comunidad de la institución.

«Sentimos una enorme satisfacción por todo lo que hemos trabajado para este logro, porque ver actualmente a los chicos tan bien y felices, que piden quedarse un ratito más cuando los vienen a retirar, llena el alma”, subrayó.

Carmen Medina dijo luego que “este lugar está pensado especialmente para los chicos, con la calidez y los colores que reflejan la impronta de Irene Ciunel que da un toque mágico al lugar y lo hace mucho más acogedor”.

Sostuvo que “en la nueva casa los chicos están y se muestran felices, pueden desplazarse por los diferentes espacios sin barreras, con total comodidad, y se han adaptado magníficamente al lugar, así como a los nuevos integrantes del Centro, donde se han incorporado otros servicios que antes no teníamos, ya que actualmente contamos con una kinesióloga, una fonoaudióloga, y una psicopedagoga que se han incorporado al plantel”.

Más adelante, Medina señaló que “la casa se había inaugurado el día 21 de enero porque es la fecha del cumpleaños de la institución, pero no podíamos mudarnos hasta el 1° de abril, debido a que hay cosas que llevan su tiempo. Por ejemplo, el servicio de gas no lo tuvimos hasta el 8, además de dar curso a los trámites tendientes a la habilitación del lugar, entre otros requisitos. No obstante, el 1° la actividad dio inicio, y los chicos izaron la banderita en su propia casa por primera vez”.

«Hay detalles que se van subsanando sobre la marcha, pero con el aliciente de que la felicidad de los chicos te recarga las pilas para seguir avanzando; aún nos faltan detalles, por ejemplo, no disponemos de un aparato de TV para que puedan mirar algún video; necesitamos blackout para las ventanas; nos faltan algunos muebles, pese a que estuvimos reciclando algunos de los viejitos que usábamos; pero pese a todo, tenemos muchas ganas de trabajar y seguir esforzándonos”, puso de relieve.

«También ha sido posible sumar otras actividades, además de servicios, ya que estamos haciendo una articulación con equinoterapia, donde chicos y docentes concurren los viernes. En todo esto es fundamental el rol que cumple la directora del Centro, la Lic. Marcela Rodríguez, que junto a las chicas va abordando permanentemente nuevos proyectos, que apuntan a que nuestro Centro cumpla el rol y trabaje acorde a lo que es”, destacó más tarde Carmen Medina.

“Ahora tenemos el espacio y las condiciones para lograrlo, -aseveró-, y en ello está la mano de la gente que desarrolla tareas en el lugar, de la comunidad y del municipio, que nos facilitó aspectos vinculados con lo que es docentes y especialistas, que de lo contrario no podríamos tener, porque de parte de la comisión es imposible mantenerlos”.

“En tanto, cuando se regularicen los aspectos vinculados a obras sociales, las situación cambiará favorablemente, pero debemos contar obviamente con la habilitación definitiva, para la cual ya hemos cumplimentado los pasos que requería la conformación del expediente. No obstante vamos adelantando”, puntualizó.

El remate

“Para lograr lo que aún resta, seguimos adelante con las actividades. El domingo hicimos un remate, en el que la gente nos acompañó, pero ahora se nos plantea el inconveniente de que nos quedaron cosas que debemos retirar de la Sociedad Rural, dado que desde esta entidad nos han hecho saber que en mayo tienen un evento para el cual necesitan su salón libre”, manifestó.

“Por tal motivo -continuó-, estamos en busca de algún espacio que puedan cedernos en Carhué para poder hacer un tipo feria americana un fin de semana, con el objeto de poder vender lo que nos ha quedado, porque por ahí, muchas personas, por el motivo que fuere, no pudieron trasladarse hasta el predio de la Rural, y tienen interés en algunos de los objetos que tenemos a la venta. Si alguien nos presta un local, sería de gran utilidad, y nos ayudaría muchísimo a la hora de sumar otro recurso”.

«Asimismo, -prosiguió la integrante de la comisión del Centro-, a fin de mes saldrá a la venta el bono contribución para comenzar a jugar en mayo, y esperamos que la comunidad, como lo ha hecho siempre, nos apoye, porque nos han quedado unas cuantas deudas; en realidad, se trata de valores que hay que afrontar porque sus vencimientos operan próximamente, y debemos cumplir”.

“Descontamos el apoyo que nos va a seguir dando la gente, nuestros vecinos, a quienes invitamos a acercarse al Centro, a conocerlo, porque la casa nueva es un logro de todos; nosotros sólo hemos gestionado, pero el objetivo cumplido es mérito de nuestro pueblo; el que cada vez que salimos, cuando estábamos mal, siempre nos tendió una mano, sea con una idea, con trabajo o recursos; pero cada vez que fue necesario, ahí estuvo Carhué”, puntualizó.

Agradecimientos

“Ahora es intención que juntos también hagamos el esfuerzo de dar los pasos que nos quedan por delante; en la casa de Pueyrredón y Belgrano estamos desde las 8.30 hasta las 16.30, en jornada completa, donde esperamos a quienes deseen acercarse. Queremos que la alegría de los chicos contagie, y que otorgue ese impulso que nos lleve a lograr lo que aún resta”, puso de relieve Carmen Medina.

Más adelante, agregó que “entre esas cosas que necesitamos, está la de lograr un espacio tipo galponcito o depósito en el exterior, para poder dar ubicación allí a los elementos que utilizamos en los servicios de catering que ofrecemos para recaudar fondos; esos elementos hoy están en una de las salas de la casa, y que los chicos merecen tener a su disposición también”.

“Por el momento -agregó-, nos arreglamos con el SUM para que ellos desarrollen su actividad, pero el área de comedor, que es la que está ocupada, debe ser reintegrada para su uso a la mayor brevedad”.

Para finalizar, Carmen Medina expresó nuevamente su gratitud a “todos quienes aportaron a que el sueños se cristalice; al pueblo en general, a la AMEC que nos da el redondeo dos veces al año, a la firma Aberásturi que nos delega el servicio de comidas durante los remates de hacienda que se hacen mensualmente, al municipio, a la Sociedad Rural que nos entrega un donativo mensual, nos ha cedido el espacio para los remates y dice siempre presente cuando estamos necesitando ayuda”.

“Ellos son los pilares que nos acompañan junto a los vecinos y las instituciones de la comunidad, que no dudan en ser solidarios con nosotros, como sucede por estos días cuando estamos elaborando huevos de pascua, y nos los encargan para consumo de las familias, o para poner como premios en los sorteos de los bonitos que organizan”, concluyó.

Categorías

error: Content is protected !!