|  

Tandil batió su propio récord y presentó un salame de 87,56 metros, el más largo del mundo

Tal como se habían propuesto, el ejemplar de ayer no solamente superó las medidas del año pasado, sino que además pasó ampliamente los 67,5 metros de altura del obelisco. Fue durante el Festival de la Sierra y el próximo año se proponen llegar a los 100 metros.

DISTINTOS DESTINOS. El salame fue fraccionado y cada parte entregada a distintas instituciones locales.

Durante el Festival de la Sierra el Consejo de Denominación de Origen Tandil (DOT) presentó un salame que mide más que el obelisco, alcanzando los 87,56 metros de longitud. Así, se coronó como el ejemplar más largo del mundo.

Con una noche que resultó ideal en todos los aspectos, el encuentro del folclore y el salame tandilero rebalsó de gente el predio del anfiteatro Martín Fierro.

Asentado sobre 13 paneles, esta vez la presentación debió ser realizada de forma vertical, ya que sus medidas no permitían hacerlo horizontalmente.

Cuando finalmente llegó al escenario, la ovación de la gente sonó intensamente, como las voces al acompañar la cuenta regresiva para iniciar la medición por el record en manos del chef invitado, Juan Bracelli.

Bajo la atenta mirada de la escribana Marcela Lorea, el cocinero argentino fue midiendo metro a metro, poniendo mucho cuidado en cada curva, seguido por la titular del DOT Juana Echezarreta que iba poniendo alfileres sobre la cinta métrica para no cometer errores.

El intendente Miguel Lunghi, el presidente de la Peña El Cielito, Miguel Roaux, y las familias que forman el Consejo del DOT acompañaron con mucha expectativa el momento, celebrando al pasar por cada uno de los records de años anteriores. Por su parte, el público nunca perdió el entusiasmo, gracias a la constante animación del chef.

Apenas tres minutos habían pasado de las 23, cuando Bracelli anunció que se superó el largo del ejemplar de 2018, pasando los 53,4 metros y logrando nuevamente el título del salame más largo del mundo.

Pero esta vez, el desafío que se propusieron fue más ambicioso todavía, con la pretensión de traspasar los 67,5 metros de alto del obelisco. Así que la medición continuó. No solamente se derribó esa longitud, sino que el salame hecho en Tandil alcanzó los 87,56 metros, cumpliendo ampliamente con las expectativas.

No obstante, y a pesar de haber superado las expectativas, el jefe comunal redobló la apuesta y planteó el desafío de llegar a los 100 metros el año próximo.

La evolución del récord durante los años

2019: 87,56 metros (superó la altura del obelisco)

2018: 53,4 metros (salame más largo del mundo)

2017: 41,9 metros

2016: 28,2 metros (salame más largo de América)

2015: 21 metros

2014: 16,1 metros (La elaboración del salame más largo de América). (El Eco)

Categorías