|  

Según la AGN, pese al incremento de demanda en comedores, cae la cantidad de beneficiarios de planes alimentarios

Así lo afirma un documento de la AGN. Entre 2012 y 2016 se redujo en un 8,21%. También hay proyecciones de recortes para 2019 y 2020. El organismo comprobó que hay mayor demanda en organizaciones comunitarias.

MAYOR DEMANDA, MENOR CANTIDAD DE BENEFICIARIOS es la conclusión de la AGN.

En medio de la situación económica, la cantidad de beneficiarios de planes alimentarios pronuncia su caída. Entre 2012 y 2016, el Plan de Alimentos pasó de 221.000 personas alcanzadas a 203.000 de acuerdo a un reciente informe.

La Auditoría General de la Nación expuso en un reciente documento que la población que recibe ayuda alimentaria del Estado atraviesa un proceso de decrecimiento desde antes del cambio de Gobierno, pero que toman otra relevancia en la situación actual.

“Durante el período 2012-2016 se redujo en un 8,21% la cantidad de beneficiarios que reciben prestaciones alimentarias”, sostiene el informe divulgado. En concreto, se precisó que entre 2002 y 2003 hubo 18.227 beneficiarios menos.

Sin embargo, la reducción  choca con  la situación social, un aspecto que fue observado por la Auditoría. “De las visitas a los comedores surge que la afluencia de gente supera la capacidad instalada en las organizaciones comunitarias, que deben dar de comer a más personas con la misma cantidad de prestaciones financiadas”, se expuso.

El centro del estudio está realizado en el Plan Nacional de Seguridad Alimentaria. A través del programa, el Estado realiza un aporte a las organizaciones comunitarias para mitigar las necesarias alimentarias de los sectores más vulnerables.

Hacia adelante, las estimaciones analizadas en el informe también marcan un descenso: 179.000 en 2019 y 173.000 para 2020.

Según el informe, hubo una reducción en la cantidad de entidades que pasaron a recibir fondos de alrededor del 15,86%, “menos de la mitad del total inicial, en un contexto de emergencia social y alimentaria”, se consignó.

En el informe se dejó constancia que no se convocó a nuevas entidades para que integren el plan, dado que, advirtieron, una “estrategia de reducción paulatina de beneficiarios”. El organismo citó que hay una intención de “desfinanciamiento”, al comparar los presupuestos y el crecimiento de los recursos ministeriales. 

“El Programa de Abordaje Comunitario cumple una función esencial en las políticas alimentarias y nutrió el tejido social en barrios de grandes aglomerados urbanos. En ese sentido, debería ampliarse la convocatoria a aquellas organizaciones que hoy no están siendo financiadas y hacerla extensiva a pequeñas o medianas ciudades, hoy excluidas, estableciendo mecanismos de actualización de montos de las prestaciones, de modo de garantizar el cumplimiento de una obligación indelegable del Estado nacional”, afirmó la AGN. (La Tecla)

Categorías

error: Content is protected !!