|  

Primer semestre en rojo: los municipios bonaerenses volvieron a perder contra la inflación

Entre el primer semestre de 2019 y el mismo período de este año los ingresos de los municipios de origen provincial aumentaron un 24,1%, mientras que la inflación fue del 43,2%. La asistencia financiera que dispuso Kicillof evitó que muchas comunas colapsaran.

Tal como ocurrió en 2019, la coparticipación provincial volvió a perder por escándalo contra la inflación durante el primer semestre del año. Los datos oficiales lo muestran: en términos reales, los 22 distritos de la Sexta Sección sufrieron una merma de ingresos de 1.058 millones de pesos.

   Esta compleja situación se vio agravada por la caída de la recaudación propia y el incremento de los gastos derivados de la pandemia de Covid-19, lo que llevó al gobernador Axel Kicillof a disponer una asistencia financiera extraordinaria sin la cual muchas comunas habrían colapsado.

   Según los números oficiales publicados por el ministerio de Hacienda y Finanzas, entre enero y junio pasado las transferencias automáticas a las 135 comunas bonaerenses ascendieron a unos 70.140 millones de pesos.

   De ese total, 6.861,7 millones llegaron a las comunas de la región. Esta cifra representa apenas un 24,1% más que el monto percibido en el primer semestre de 2019, cuando la inflación entre ambos períodos fue del 43,2%, según datos del Centro Regional de Estudios Económicos de Bahía Blanca (Creebba).

   Esos 19 puntos de diferencia son los que se traducen en una pérdida de ingresos reales, para los 22 municipios de la región, de 1.058.522.597 pesos.

No se salvó ninguno

   Ninguno de los distritos de la Sexta Sección tuvo ingresos por coparticipación superiores al índice anual de inflación registrado en el período, que fue del 43,2%. Sin embargo, hubo quienes perdieron más y quiénes menos.

   Siempre de acuerdo con la información oficial, Coronel Suárez fue el distrito que sufrió la mayor caída en los ingresos reales. Entre el primer semestre de 2019 y el mismo período de este año recibió 69,2 millones de pesos más, lo que representa una suba de apenas el 18,14%. 

   Lo siguen en la lista Laprida (+20,09%), Adolfo Gonzales Chaves (+21,11%), Benito Juárez (+21.7%) y Adolfo Alsina (+21,79%), entre otros.

   Guaminí, en tanto, fue el que más cerca estuvo de los índices de inflación, con una suba de los recursos provinciales del orden del 35,5% de un primer semestre a otro. El resto quedó muy atrás, todos por debajo del 30%. De hecho, los otros dos que menos perdieron fueron General La Madrid (+27,2%) y Coronel Pringles (+26,9%).

Recesión y pandemia

   En un primer análisis podría inferirse que esta enorme merma de recursos para los municipios derivó de la feroz caída que sufrió la recaudación provincial en los últimos meses, especialmente en abril y mayo, por efecto de la pandemia de Covid-19.

   Sin embargo, casi la misma pérdida porcentual habían sufrido en el primer semestre de 2019, respecto de igual período de 2018, sin que existiera en ese momento emergencia sanitaria alguna. 

   “Entre el primer semestre de 2018 y el mismo período de 2019 la coparticipación subió un 31%, cuando la inflación estuvo arriba del 51%. Así que este es el segundo año de caída consecutiva. El problema sigue siendo el mismo: la caída de la actividad económica. Lo que hizo la pandemia fue agravarlo”, recordaron en la semana desde el área de Hacienda de un municipio de la región.

   La pérdida de recursos registrada el año pasado -añadieron- había significado una caída real de los ingresos, para todos los municipios de la zona, del orden de los 855,4 millones de pesos.

   La diferencia respecto del año pasado -se apuran a aclarar los jefes comunales justicialistas- es que en esta oportunidad el gobernador Axel Kicillof puso un plan de asistencia financiera para compensar una parte del desplome de las transferencias automáticas.

   Se trató de un monto global de 14 mil millones de pesos, a los que se sumarán nuevos aportes en las próximas semanas y en septiembre.

   Sin esta ayuda, varias comunas estarían sufriendo hoy problemas graves no sólo para afrontar los mayores gastos en salud, sino incluso para pagar salarios y aguinaldos.

   “Estamos compensando en parte la caída de la recaudación para solventar las actividades básicas de todos los municipios, el pago de salarios y las actividades municipales en general, además de la inversión adicional que implica la pandemia”, señaló Kicillof durante uno de los recientes encuentros virtuales con intendentes para rubricar convenios de asistencia.

   Del total de fondos remitidos hasta ahora a los municipios, unos 4.500 millones de pesos deberán ser devueltos a la Provincia. Esta semana el gobierno bonaerense accedió a que los pagos se hagan en 18 cuotas, a partir de enero próximo. (La Nueva.)

Categorías