|  

Por la paralización económica, los recursos de coparticipación para las provincias cayeron 25,9% en mayo

La caída evidencia el efecto in crescendo de la pandemia sobre la recaudación desde el mes de marzo a raíz de las medidas sanitarias de aislamiento dispuestas por la pandemia del coronavirus, según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

La caída real de los recursos de coparticipación para el conjunto de provincias en mayo alcanzó 25,9% a raíz de las medidas sanitarias de aislamiento dispuestas por la pandemia del coronavirus, según el Centro de Economía Política Argentina (CEPA).

En el informe «Transferencias a las Provincias por Coparticipación.Una aproximación a la evolución de la recaudación impositiva», Hernán Letcher y Luciano Foggia afirmaron que «en la sucesión de meses que van de marzo a mayo es posible observar el efecto in crescendo de la pandemia sobre la recaudación: -11,4% en marzo, -17,9% en abril y -25,9% en mayo”.

Es que, las medidas sanitarias de aislamiento dispuestas por el Poder Ejecutivo Nacional y acompañadas por distintos niveles del Estado significaron una importante paralización económica que potenciaron la complejidad del contexto económico “pre COVID-19”.

En este marco, la pandemia agravó la situación sensiblemente. Y como consecuencia, explican desde el CEPA, “la recaudación de los niveles nacionales, provinciales y municipales se ha visto sensiblemente afectada, tanto por la reducción del monto de impuestos y tasas derivado de la inactividad, como por el atraso en el pago de los mismos”.

A partir de una aproximación del impacto a través de la evolución real de las transferencias por Coparticipación que representan una buena parte de los ingresos provinciales (más del 70%), el CEPA llegó a la conclusión que la caída, en términos reales, de los recursos de Coparticipación para el conjunto de provincias alcanzó, en mayo, 25,9%.

Además, que la provincia que sufrió una menor pérdida en la recaudación en términos reales por recursos de Coparticipación fue Río Negro, con una caída de 23,9%. En el otro extremo, la más afectada fue Santa Fe, que computó -29,7%. Sin embargo, el escenario presenta poca dispersión y todas las provincias pierden de manera sensible.

Pero las cifras preocupantes, continúan ya que “se estima que en mayo habrá una caída de la recaudación por IVA en torno al 34,1%. Esta aproximación se realiza considerando las transferencias de Coparticipación, que se conforman en buena parte por la recaudación de este impuesto. Este dato supera ampliamente a las retracciones estimadas para ese mismo impuesto en marzo (-13,5%) y abril (-16,9%).

“En el caso del Impuesto a las Ganancias, la caída en mayo alcanzaría 25,1%, cerca del guarismo de estimación de abril de 2020, que había sido de -27,4%”, concluye el CEPA que dada la pronunciada retracción de los recursos, entiende que se resignifican las asistencias estatales en el marco de la pandemia que, según el propio Ministerio de Economía, llegará a un 5,6% del PBI entre abril y junio. (Infocielo)

Categorías

error: Content is protected !!