|  

Polémica por una compra masiva de alimentos que realizó el Gobierno

Se adjudicó la adquisición de paquetes de fideos por $ 85,76 cada uno, más caro que el precio que se paga en las cadenas de supermercados. El ministro Arroyo debió aclarar que hubo un error en el Boletín Oficial en una licitación por fideos, y argumentó que otros productos se pagaron más caros que los precios de referencia porque no se habían tenido en cuenta la urgencia y los costos de logística.

EXPLICACIONES. El ministro de Desarrollo Social debió pormenorizar respecto a una compra de insumos por parte del Estado.

La publicación del Boletín Oficial de este lunes, con el anuncio de distintas licitaciones a través de las cuales el Ministerio de Desarrollo Social adquirió toneladas de alimentos para asistencia social despertó sospechas por los precios pagados por el estado nacional, sobre todo una confusión en el precio de los fideos. Es por eso que por la mañana, el ministro Daniel Arroyo salió a explicar la situación para evitar suspicacias.

“Hemos hecho una compra extraordinaria porque pasamos de asistir a ocho millones de personas a más de 11 millones. Los precios de referencia los establece la Sindicatura General de la Nación y en todos los casos hemos pedido rebajas. Además, en los precios de referencia en muchos casos no se tuvo en cuenta la logística y había que comprarlos igual porque estamos en una situación muy critica”, explicó Arroyo en diálogo con C5N.

Las críticas a estas licitaciones comenzaron bien temprano, con el ojo puesto en la compra de fideos a un promedio de $84,84 el paquete, cuando el Gobierno había establecido en su lista de precios máximos a esos productos en $52. Incluso, el dirigente social Juan Grabois había calificado esta compra como una “estafa a los pobres”. Arroyo explicó que tuvieron que corregir el Boletín Oficial porque el precio que figuraba ahí por paquete de medio kilo en realidad era el precio pagado por kilo, por lo que la compra fue de $42,42 en promedio por paquete, la mitad de lo que figuraba originalmente, y que está dentro de los precios de mercado.

A su vez, el ministro resaltó el carácter de urgente de esta compra y explicó que ninguna licitación fue adjudicada a una sola empresa y que además, ninguna oferta cubría el total del volumen necesario para cubrir la asistencia a las 11.400.000 personas que cubren los distintos programas nacionales. “Les pedimos a todos los proveedores que bajen los precios”, agregó y explicó que su cartera incrementó en 2000 millones de pesos la asistencia en esta crisis, tanto para la compra de alimentos, como en transferencias de fondos a las provincias y municipios.

También explicó que muchas de esas transferencias estaban pautadas para la inversión de maquinaria para la producción y que debieron ser reasignadas a alimentos por la situación que atraviesa el país durante el periodo de aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El informe oficial de Desarrollo Social

Categorías

error: Content is protected !!