|  

Novedades impositivas 2019 para productores agropecuarios de Adolfo Alsina y la región

Cuáles son las principales modificaciones que la Provincia introduce para el año 2019 en el impuesto sobre los ingresos brutos y en el impuesto inmobiliario. Respecto a este último, la exención parcial de Adolfo Alsina pasará del 35 al 20%.

REDUCCIÓN DE LA EXENCIÓN en el impuesto inmobiliario para Distritos del Sudoeste Bonaerense, es una de las novedades para este año.

La Provincia de Buenos Aires tiene un peso importante en la producción agropecuaria a nivel nacional. A su vez, en la economía de esta jurisdicción, el aporte generado por el sector primario es de vital importancia, inclusive para mantener el entramado de ciudades y pueblos del interior. 

Por esa razón, aquí se detallan las principales modificaciones que la Provincia introduce para el año 2019 en el impuesto sobre los ingresos brutos y en el impuesto inmobiliario, los cuales impactan en los actores de este sector.

En principio, respecto al impuesto inmobiliario, y respecto a la nueva escala que fija la Ley Impositiva 2019, los dueños de campos deberán soportar un incremento de este impuesto equivalente al 38%. A modo de ejemplo, para un predio cuya tierra rural libre de mejoras posee una valuación fiscal de $4.500.000, mientras que en 2018 el propietario debió ingresar un impuesto de $158.106, en 2019 el impuesto será de $218.197 para la misma valuación fiscal.

Adicionalmente, es importante recordar que se creó el Organismo Federal de Valuación de Inmuebles que funcionará bajo la dependencia de la Secretaria de Provincias y Municipios del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda. Su objetivo es que las valuaciones fiscales reflejen los valores del mercado inmobiliario y la dinámica de cada región.

Asimismo, se eleva de $3.000.000 a $4.800.000 el límite máximo de ingresos obtenidos en el 2018 por los propietarios de tierras rurales de hasta 50 hectáreas, para poder beneficiarse con la exención del 100% del impuesto inmobiliario en el año 2019. A tal efecto, dichas tierras deben destinarse únicamente a la producción agropecuaria.

Aquí es donde llegan las malas noticias específicas para Adolfo Alsina y la Región. Los propietarios de inmuebles incluidos en el “Plan de Desarrollo del Sudoeste Bonaerense” (además de nuestro Distrito, también Bahía Blanca, Saavedra, Puán, Tornquist, Coronel Rosales, Coronel Dorrego, Villarino, etc.) verán reducida la exención parcial del 35% anterior al 20%.

El otro tributo provincial a tener en cuenta es el Impuesto a los Ingresos Brutos.  En el caso de la producción primaria, fundamentalmente de “commodities” donde el impuesto sobre los ingresos brutos no se puede trasladar al precio, este gravamen se convierte en un costo más que termina soportando el empresario agropecuario.

Ha sido recibida como una buena señal la confirmación por medio de la Ley Impositiva 2019 de la reducción de esta carga fiscal, ya que como máximo los productores agropecuarios ingresarán en el 2019 la mitad del impuesto sobre los ingresos brutos en comparación con el 2018. Cumpliendo estrictamente con lo dispuesto en el Consenso Fiscal, se reduce del 1,5% al 0,75% la alícuota para la producción primaria para el 2019, en tanto no goce de un tratamiento específico. 

Cabe aclarar que la ley prevé los siguientes tratamientos diferenciales: la totalidad de la producción primaria se encontrará gravada a tasa 0% para aquellos productores que hayan obtenido en el año 2018 ingresos en el país y por cualquier actividad que no superen el importe de $78.000.000 (antes estipulado en $52.000.000). Superado dicho importe pasará a tributar el 0,75% indicado precedentemente.

Asimismo, algunas actividades- entre otras mencionamos al cultivo de trigo, maíz, soja, girasol cría de ganado bovino ovino, porcino y caprino- tributaran la alícuota del 0% en tanto sus ingresos para el período fiscal 2018, en el país y por todas las actividades no superen la suma de $4.800.000 (antes estipulado en $3.000.000). En caso de que los ingresos sean mayores, la tasa aplicable será del 0,5%.

En el mismo sentido, se reduce el impuesto que se encuentran obligados a pagar los propietarios de inmuebles rurales que cobren arrendamientos por la cesión de los mismos. La alícuota para el 2019 será de 5%, mientras que en años anteriores (desde el 2012 inclusive) la misma era de 6%.

Con lo dicho, el 2019 debería traer para los productores primarios bonaerense un cierto alivio frente a este gravamen seguido de una mejora en su estructura de costos. (Cambio2000/Iprofesional)

Categorías