|  

No quisieron seguir jugando por la fractura de un jugador, los sancionaron y Juan Emilio Calzetta se perdería la final

Un jugador de divisiones menores se fracturó durante un partido y el director técnico, Juan Emilio Calzetta, junto a su par decidieron no continuar con el desarrollo del juego. Ahora, el Tribunal de Penas de la Liga Regional de Suárez los sancionó y Calzetta no podría jugar la final de los cruces complementarios de Primera División. No obstante, recibió gran apoyo en redes sociales y expresó que «no se arrepiente».

CALZETTA SE SOLIDARIZÓ CON SU PAR, y fue sancionado.

En su reunión de este martes, el Tribunal de Penas de la Liga Regional de Fútbol de Coronel Suárez resolvió dar por perdido a Club Sarmiento “B” y a San Martín de Carhué el partido de 7ª disputado de manera parcial el 1 de junio último y suspender provisoriamente a ambos técnicos: Juan Emilio Calzetta (San Martín de Carhué), quien envió el correspondiente descargo, y Lisandro Grenada (Club Sarmiento), quien no lo presentó, mientras continúa con el estudio del expediente.

Según informó el árbitro Roberto Castellano, a los 5 minutos de juego se produjo la fractura del jugador Remigio Balcarce, perteneciente al elenco pigüense y, a solicitud de ambos directores técnicos, procedió a la suspensión del encuentro, dado que sus dirigidos no se encontraban en un estado emocional óptimo, según argumentaron.

De tal forma, Calzetta no podrá alistarse por su equipo el próximo domingo cuando se juegue la Final de los cruces complementarios de Primera División.

No se arrepiente

En las redes sociales, Juan Emilio Calzetta se refirió a esta polémica sanción: «Que estas decisiones no nos confundan, sigamos luchando para construir un futuro mejor, lleno de aprendizajes, y sobre todo, el lograr ponerse en el lugar del otro cuando sea necesario. Yo me voy a dormir con la misma tranquilidad que dormí el día que decidimos pasar el partido a un segundo plano, tomen decisiones que cualquier gente de bien tomaría, eso nos hará una mejor sociedad. Me dejaron sin jugar una final, pero no me arrepiento de haber cambiado abrazos de gol, por abrazos de contención, si «ustedes» hubieran visto esos ojos, me entenderían», publicó.

Asimismo, en redes sociales decenas de personas lo acompañaron. «Los valores y el ejemplo para nuestros chicos, quedó reflejado en tu accionar ante una situación donde lo humano primó sobre lo competitivo… eso a mi entender es el mejor gesto deportivo. Lástima que quienes imparten justicia no lo supieron ver», expresó una mamá del equipo en Facebook, actitud replicada por otras personas más. (Reflejos/Cambio2000)

Categorías

error: Content is protected !!