|  

Macri les pidió a los intendentes luchar contra el miedo y dar «testimonio» con sus gestiones

En el cónclave, llevado a cabo en Olivos, el presidente les pidió a los jefes comunales renovar el compromiso. Buscó dejar atrás las diferencias a partir de los efectos de Córdoba. Participó la gobernadora, María Eugenia Vidal.

RATIFICAR EL RUMBO. El encuentro con intendentes se suma a la presencia de Macri en una reunión de gabinete de la Provincia de Buenos Aires, días atrás.

Luego de que el radicalismo juegue en listas separadas en Córdoba -lo que se leyó como una clara ruptura de Cambiemos- el presidente Mauricio Macri recibió este mediodía a los intendentes de Buenos Aires, alineados en la alianza gobernante.

La primera oradora fue la gobernadora Vidal seguida por algunos intendentes de Cambiemos. Después continuó el vicegobernador Daniel Salvador.

Por su parte, Mauricio Macri cerró el almuerzo en el que les aseguró que el camino correcto es el que lleva adelante, destacando el apoyo recibido de líderes mundiales.

El presidente procuró llevar confianza

«Después de tantos años de  trampa y de mentira, el cambio no se puede hacer en dos minutos, pero sí tenemos la convicción y la certeza de que este país sale adelante, después de muchas décadas como nunca antes, si nosotros persistimos en este camino y ustedes tienen que portar ese mensaje con tranquilidad», remarcó, durante el encuentro.

El presidente les pidió a los alcaldes luchar contra «el miedo y la resignación». «Necesitamos  seguir este proceso de cambio y consolidar el equilibrio macroeconómico y eso necesita también del testimonio de sus gestiones porque todo se mezcla», señaló.

En esa línea, se refirió a la situación inflacionaria. «No tengo ninguna duda de que si nosotros persistimos en este camino en 10 años vamos a tener un país con una pobreza e inflación de un dígito  y con un sistema financiero que le permitirá crecer y desarrollarse a las pymes», apuntó. 

Por su parte, la gobernadora Vidal destacó que «el Presidente y su equipo están haciendo lo mejor para garantizar que la Argentina  termine con los  atajos de más de 70 años y tenga un camino serio y profundo que le mejorela vida a todos los argentinos para siempre». 

«No me quedaría en la anécdota de Córdoba para describir Cambiemos. Cambiemos es mucho más amplio que una discusión electoral que no tuvo el mejor final, pero hay que seguir adelante«, afirmó Jorge Macri, intendente de Vicente Lóp.ez y titular del Foro de Cambiemos.

Al término del encuentro, el también presidente del PRO bonaerense dijo que el Presidente de la Nación les pidió hacer lo  «mismo todos los días». «Trabajar con mucho compromiso, cuidar el mango, administrar lo mejor posible, generar obras que transformen realidades, tender la mano cuando podemos«, remarcó.

«Simplemente nos pidió que hiciéramos lo que estábamos haciendo, que es lo que nos da el valor y valoración por parte de la sociedad. Aunque sepamos que el camino es difícil, sabemos que el fin que perseguimos es el correcto, salir de la mentira, de la corrupción, del populismo, del cortoplacismo», agregó. Es que, como se sabe, la Provincia significa el 38 por ciento del padrón, por lo que es absolutamente necesaria una contundente victoria en territorio bonaerense si se pretende retener la Presidencia.

Fueron varios los alcaldes que promovieron y defendieron el desdoblamiento que separe las boletas propias con las de “Macri Presidente”, por temor a perder el pago chico. Así, el fantasma de la “boleta corta” deambula por Balcarce 50.

Un objetivo claro: alinear a la tropa

Hablar cara a cara con los intendentes, remarcar que el camino es el correcto y que Cambiemos apuesta a un cambio cultural a pesar de los fracasos en materia de economía. Ese es el punto, que los 69 intendentes del oficialismo repliquen en sus comunas la apuesta al “cambio cultural”, que será el caballito de batalla de la campaña electoral.

Así, el Presidente vuelve a dar una clara muestra de su nuevo juego electoral. No es tiempo para dudas, ni para internas que pongan en jaque su liderazgo como ocurrió con la interna en Córdoba. Un paso en falso puede significar una despedida en la gestión y Macri está decidido a competir, adentro y afuera.

Más aún luego de la puja entre intendentes radicales y macristas en torno a quién será el nuevo candidato a vicegobernador bonaerense.

Por otro lado, la nota de color llegó desde Mar del Plata. El jefe comunal Carlos Arroyo, enemistado desde hace tiempo con la gobernación bonaerense, no concurrió a la cita. (La Tecla)

Categorías

error: Content is protected !!