|  

“Los carnavales arrojan para los clubes un balance totalmente positivo”, aseguran desde las instituciones deportivas

Integrantes de Racing, San Martín y Sarmiento, se muestran agradecidos por la respuesta que dio la comunidad a los corsos. Ponen de relieve la importancia de poder contar con un predio definitivo, y hablan del destino que cada entidad dará a lo recaudado.

CARHUÉ (Cambio 2000).- “Los carnavales arrojan para los clubes un balance totalmente positivo”, coincidieron en destacar los integrantes de las tres instituciones deportivas carhuenses, que dieron vida a dos noches de corso en Carhué.

Haciendo un análisis de lo vivido en las jornadas del lunes 4 y el martes 5 de marzo pasados, Gladys Peña, Osvaldo Detzel y Rosana Voto, de San Martín, Sarmiento y Racing, respectivamente, destacaron que en la primera jornada “ingresaron por boletería 2500 personas, a lo que hay que sumarle la gente que integra las comisiones de las instituciones, los colaboradores, y los disfraces y murgas, con lo cual, el número de participantes superó las tres mil personas, que no es un número menor”.

“Como es sabido, por razones climáticas tuvimos que desplazar la fecha de realización que habíamos anunciado, y tal vez ese hecho no nos benefició; pero la gente respondió; los clubes trabajamos bien, y este evento significa una gran ayuda para lo que debemos enfrentar a lo largo del año; y es un ingreso extra que vale la pena”, señaló Gladys Peña.

Los referentes de las tres instituciones coincidieron en manifestar su agradecimiento “a los vecinos de la calle Colón entre Dorrego y San Martín, y calles aledañas, por su paciencia y predisposición; muchos nos manifestaron su gratitud, porque lo pasaron bien, tuvieron el carnaval frente a sus puertas, y sumaron en cierto sentido a la realización de estas fiestas”.

“También queremos manifestar nuestra gratitud a toda la gente que se enganchó con la propuesta y colaboró con los clubes poniendo su esfuerzo en la realización de carrozas y disfraces, que le dieron vida a las fiestas, y sumaron al objetivo que entendemos perseguimos las tres instituciones, de generar espacios y actividades para los chicos y jóvenes de nuestra comunidad”, añadieron.

“Asimismo, el agradecimiento va hacia quienes colaboraron con las comisiones, porque cada club aportó más de treinta personas cada uno, que estuvieron dándonos una mano en ambas noches tanto en las entradas, como en la cantina, en las parrillas, en los puestos de venta de espuma, repartiendo los bonos para los sorteos que hicimos con motivo de reunir tarros y latas vacías, y demás; y allí estuvieron incluso cuando llovió y debimos correr la fecha, siendo que el otro día era laborable”, manifestaron Gladys Peña, Osvaldo Detzel y Rosana Voto.

Más adelante los integrantes de las instituciones destacaron que “siempre hay detalles para corregir”; y en ese sentido, ampliaron que “uno de los aspectos está vinculado con el reglamento para las carrozas, en el cual nos faltó alguna categoría, pero ya lo iremos puliendo con el tiempo, porque siempre se aprende, y anexaremos lo que haga falta”.

Asimismo, pidieron disculpas “por el inconveniente que se generó con el tema de quienes tiraron agua desde un techo, sobre todo por la incomodidad que se generó, y por el peligro que significó cuando cayó sobre el espacio del escenario, donde había elementos de sonido costosos. Y si bien pudimos hablar con los responsables y en la segunda jornada no se reiteraron los sucesos, debemos reconocer que hubo cierto malestar por ese tema, que por supuesto, logramos subsanar enseguida. No hubo grandes problemas, y todo se desenvolvió dentro de los parámetros normales”.

Por un predio definitivo

Más adelante, Voto, Peña y Detzel hicieron hincapié en el objetivo de “en un futuro, poder contar con un predio predeterminado y definitivo, en el cual centrar nuestro esfuerzo, y que cada cosa que logremos vaya quedando, para de ese modo, no tener que comenzar de cero en cada edición, buscando sitio, cercando, iluminando y demás, lo que nos demanda no sólo esfuerzo en cuanto a trabajo, sino también dinero y tiempo, lo que desgasta un poco”.

Consultados acerca del destino que cada entidad deportiva dará al fruto de lo generado en la actividad, Osvaldo Detzel señaló que “para el Club Sarmiento, lo recaudado es un dinero interesante, que en lo interno, se nota; y como siempre buscamos sumar en favor de los más chicos, del mismo modo que en una edición anterior volcamos el dinero en la adquisición de un micro, en esta oportunidad, lo haremos por el objetivo de lograr la cancha de césped sintético para la práctica de hockey”.

Gladys Peña, en tanto, dijo que “en el caso del Club Atlético San Martín, no tenemos un objetivo definido en este momento al cual destinar lo recaudado, pero ya resolveremos qué destino tendrá, que puede ser para volcar a alguna obra en la institución, o tal vez se aporte al desenvolvimiento de rutina. Y si bien para el movimiento del Club no es una cifra que marque una diferencia importante, nos sirve mucho, porque los gastos a afrontar mensualmente son muy significativos; pero todo suma y sirve”, destacó.

Por último, Rosana Voto, integrante del Racing Club Carhué, apuntó que “si bien no sabemos aún a ciencia cierta cuál es el monto que quedará, sabemos que el saldo es positivo, y que podremos colaborar con un proyecto de infraestructura que ya daremos a conocer, porque no queremos aventurarnos a anunciar nada en este momento tan duro desde lo económico, pero parte de lo recaudado junto a parte de lo que logramos reunir en la fiesta de campeones, tendrá como finalidad la reparación del aire acondicionado del micro, y esa obra, para la cual ya tenemos algunos materiales, pero desconocemos qué nos demandará la mano de obra”.

“Lo que queda a cada institución, sirve, y queremos que la comunidad lo sepa; de hecho, los primeros carnavales, a Racing le permitieron sumar para afrontar la compra de un micro nuevo, porque ya veníamos trabajando en pos de esa meta desde tiempo previo y teníamos algún ahorro. Ahora la intención es dar lugar a una obra, para que ésta quede, ya que en los carnavales colabora casi todo el pueblo; pero aclaro que no podemos volcar todo allí porque hay que afrontar el mes a mes, y en la actualidad, vendiendo empanadas o generando otras actividades, ya no es posible reunir los fondos que demanda la dinámica cotidiana del Club”, concluyó Rosana Voto.

Categorías

error: Content is protected !!