|  

Las últimas fotos que le tomaron a Facundo y el mensaje de texto que envió

El móvil 23.360, que lo detuvo en Mayor Buratovich, fue el que secuestró la Justicia Federal para ser peritado.

EL ÚLTIMO MENSAJE. Que envió Facundo antes de su desaparición.

Las últimas dos fotos que la policía le tomó a Facundo José Astudillo Castro, el 30 de abril pasado, cuando fue visto por última vez, constan en la causa judicial que procura determinar dónde está el joven de 22 años.

Una de ellas fue a media mañana, cuando la policía de Mayor Buratovich lo interceptó incumpliendo la cuarentena y supuestamente le labró una infracción al artículo 205 del Código Penal.

En la imagen se lo ve junto a un policía y de frente al móvil 23.360, que fuera secuestrado por disposición de la Justicia Federal durante el allanamiento a la subcomisaría de Buratovich, con el fin de ser sometido a pericias.

Delante de la camioneta Toyota Hilux se pude ver la mochila que portaba Facundo cuando salió desde Luro.

Asimismo, el celular del joven de Pedro Luro tuvo actividad la noche del 30 de abril (día de su desaparición), como el intercambio de mensajes con un amigo que misteriosamente no figura en los informes de la empresa de telefonía.

Se trata de un breve contacto que Facundo tuvo con Francisco, quien hasta pocos días antes de la desaparición le había dado alojamiento y trabajo (en una distribuidora de bebidas).

«Amigo estoy sin señal y batería en un rato te llamo» , dice textualmente el mensaje que, a las 20.21 del jueves 30 de abril, habría partido desde el teléfono de Facundo.

«Dale amigo avisá cualquier cosa», le respondió Francisco.

Al día sigjuiente (viernes 1 de mayo a las 13.29), Francisco volvió a escribirle por SMS: «Y wachón dónde andás?», pero ya no obtuvo respuestas.

Incompetencia

La jueza de Garantías N° 3, Susana Calcinelli, aceptó el planteo del fiscal Rodolfo De Lucia y declaró la incompetencia del fuero provincial en el caso de Facundo.

De esa manera, las actuaciones serán giradas a la jueza federal N° 2, doctora María Gabriela Marrón, quien le deberá correr vista al fiscal federal, Santiago Ulpiano Martínez, a fin de dictaminar si aceptan o no la decisión.

En caso de aceptarla, la búsqueda continuará en el fuero Federal, donde el 29 de junio pasado se había recibido la denuncia de la madre del joven y sus abogados para que se investigue la posibilidad de una desaparición forzada, es decir con el apoyo o consentimiento de algún organismo del Estado.

La sospecha de la familia apunta a la actuación de la policía bonaerense en Villarino, el día de la desaparición.

En caso de que la Justicia Federal no acepte la competencia exclusiva se trabará un incidente que deberá resolver la Corte Suprema de Justicia de la Nación. (La Nueva.)

Categorías