|  

La enfermedad que trata Florencia Kirchner en Cuba es un linfedema

La expresidenta Cristina Kirchner viajó a Cuba para acompañar a su hija durante su tratamiento.

El mal que aqueja la salud de Florencia Kirchner era una incógnita desde que se conoció el video en el que la expresidenta Cristina Kirchner anunció que viajaría a Cuba para acompañar a su hija.

Sin embargo, el abogado de la expresidenta, Carlos Beraldi, reveló ante la Justicia que la hija menor del matrimonio Kirchner sufre de una obstrucción linfática, conocida como linfedema.

El linfedema es una hinchazón que, por lo general, aparece en uno de los brazos o de las piernas, aunque a veces, puede ocurrir en ambos brazos o ambas piernas simultáneamente.

Según informa la clínica estadounidense Mayo, se debe a la obstrucción del sistema linfático, que forma parte del sistema inmunitario. La obstrucción impide que la linfa drene bien y en consecuencia, el líquido acumulado causa hinchazón.

Si bien en la actualidad no existe la cura para el linfedema, existen tratamientos para drenar las partes afectadas que permiten llevar una vida normal, y solo en casos muy graves se requiere de una cirugía para eliminar el tejido excedente del brazo o de la pierna, y así disminuir la hinchazón.

Historia clínica. Florencia estuvo internada en agosto de 2018 en la Clínica Favaloro a causa de un edema crónico en los miembros inferiores, según se informó en su momento. La patología incluye también hinchazón por la acumulación de líquidos a nivel subcutáneo en piernas, tobillos, pies.

En 2014 ya había estado en esa misma clínica. Llegó en ambulancia y pasó un día en observación. Si bien no hubo parte oficial, trascendió que se habría tratado de un problema ginecológico menor. (Perfil)

Categorías