|  

La ANSES como rueda de auxilio: Ahora depositó $5000 millones en un Banco Nación con crisis de liquidez

En las últimas horas se concretó un plazo fijo a una tasa del 41,5 por ciento a 15 días para mejorar la liquidez de la entidad que aparece en el ojo de la tormenta de la oposición. Así, como lo hizo el Gobierno en junio y diciembre del año pasado, lo primero que se saquea es el dinero de los jubilados.

LUCAS LLACH, nuevo vicepresidente del Banco Nación.

Hace poco más de una semana trabajadores de ANSES denunciaron un feroz desfinanciamiento del Fondo de Garantía de Sustentabilidad y que en tres años de gobierno de Cambiemos se “esfumaron 10 mil millones de dólares”. Como si la situación crítica no fuera suficiente, ahora es el Banco Nación que toma dinero del organismo.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) salió a solventar los problemas de liquidez del Banco Nación y lo volvió a hacer con dinero del Fondo de Garantía de Sustentabilidad. Concretó un plazo fijo por 5 mil millones de pesos a tasas del 41,5 por ciento a 15 días. Eso sí, las jubilaciones siguen atrasadas, ya que los medicamentos aumentaron hasta cuatro veces más que los haberes en tres años.

El depósito de auxilio llegó justo cuando la entidad bancaria atravesaba problemas de liquidez y era ojo de la tormenta de acusaciones por parte de la oposición. La semana pasada, fueron cuarenta los diputados nacionales -entre ellos Graciela Camaño, Cecilia Moreau y Alejandro Grandinetti- que presentaron un proyecto para citar al presidente del directorio de la entidad, Javier González Fraga, “a brindar todas las explicaciones necesarias y adecuadas” sobre temas puntuales.

“En octubre del año pasado, en oportunidad de tratar el Presupuesto para el año en curso, alertamos sobre la grave situación financiera por la que atravesaba el Banco Nación. El artículo 122 deja al banco con un fuerte problema de liquidez, y éste no es un tema menor cuando tenemos más de un 70 por ciento de costo en los créditos de las pequeñas y medianas empresas”, explicaron y agregaron: “Transcurrieron unos meses y no sólo la situación del Banco Nación no se resolvió, sino que empeoró. Además de los problemas de liquidez se suman problemas internos denunciados por el sindicato La Bancaria, por directores y líneas intermedias del banco”.

Días después, el economista Lucas Llach pasó a ocupar el cargo de vicepresidente del Nación reemplazando a Juan José Gómez Centurión, que dejó la vicepresidencia del banco a comienzos de marzo.

Así, en medio de una semana convulsionada, donde el banco le giró al Tesoro 15.000 mil millones de pesos, tal como está previsto en el Presupuesto 2019, la ANSES llega como salvataje. Una vez más.

Es que, los últimos días del 2018, el Gobierno oficializó el financiamiento con el fondo de los jubilados. El Ministerio de Hacienda publicó en el Boletín Oficial la emisión de Letras del Tesoro suscriptas integra y directamente por la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES). Una emisión en pesos a un año de plazo con devengamiento de intereses trimestrales.

Así vez más, el Gobierno atendió sus números rojos saqueando el ANSES. Lo hizo también en julio del año pasado cuando tomó del fondo 16 mil millones de pesos.

No tener liquidez es no tener dinero. Es decir, es la falta de capacidad que tiene una entidad para obtener dinero en efectivo y así hacer frente a sus obligaciones a corto plazo.

Que un banco, como en este caso, tenga problemas de liquidez, significa que necesita más efectivo del que posee. Pero no necesariamente equivale a una falta de solvencia lo que sucedería si sus activos ya no son suficientes para respaldar sus pasivos. (Infocielo)

Categorías

error: Content is protected !!