|  

Javier Andres asumió como intendente prometiendo “eficiencia y austeridad como normas de gestión”

El nuevo mandatario revalorizó el trabajo en equipo, llamó a la defensa en valores, e invitó a los adolfoalsinenses a sentarse a la mesa del diálogo y los acuerdos.

JAVIER ANDRES. En el acto, brindando su primer discurso como intendente.

CARHUÉ (Cambio 2000).- A las 20:11 del pasado martes 10, en la Casa de la Cultura de Carhué, que se vio desbordada de público, dio inicio la sesión especial del Honorable Concejo Deliberante durante la cual prestó juramento el intendente de Adolfo Alsina, Lic. Javier Andres, quien fue acompañado al estrado por la concejal Rosángela Falugi.

Después que la concejal Carolina Ajamil procediera al izamiento de la bandera argentina, se entonaron las estrofas del Himno Nacional, y tras mencionarse las salutaciones recibidas, enviadas por el Instituto Saturnino E. Unzué de San José y la Escuela N° 41 Río Negro de Rivera, por secretaría se dio lectura al certificado de la Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires, que proclama intendente a Javier Andres, habilitándolo a ejercer su mandato; así como se leyó el Decreto N° 16 del HCD que designó al referente de la alianza Juntos por el Cambio a ocupar la titularidad del Ejecutivo por el período 2019-2023.

PALABRAS DEL JEFE COMUNAL. Javier Andres habló de «eficiencia y austeridad como normas de gestión».

“Prácticas olvidadas”

Seguidamente, el presidente del cuerpo deliberativo, Juan de Ortúzar, hizo uso de la palabra. Dirigiéndose al nuevo mandatario, expresó: “Espero poder acompañarlo en esta etapa de la nueva política, donde los viejos operadores que trabajan para torcer voluntades, la injerencia del Departamento Ejecutivo en las decisiones del Concejo, y las reuniones a puertas cerradas en los despachos de los funcionarios, se vuelvan una práctica olvidada, para dar paso a reuniones conjuntas de trabajo, diálogo y consenso, que se convertirán, sin lugar a dudas, con su ayuda, en la práctica habitual y renovadora de este sistema, dando frutos como el derecho al terreno propio, o la vivienda unifamiliar tan esperada por nuestros vecinos”.

“Si este es el Norte, lo acompañaré activamente, entendiendo que el presupuesto es la plata de todos; y controlaremos su administración con responsabilidad, porque es nuestra obligación. Desde este Concejo emanará la legislación que necesite para cualquier actividad o proyecto productivo, dándole nuestro respaldo, para que junto con su equipo, logremos en conjunto las metas propuestas para un desarrollo armónico, federal y sustentable de nuestro Distrito”, sostuvo de Ortúzar.

“A los presentes, los invito a seguir luchando para que nuestros sueños, que son los de muchos, se hagan realidad”, dijo por último el reelecto presidente del Concejo, deseándole a Andres en nombre del Cuerpo que preside, “que tenga una excelente gestión”, y tomándole el correspondiente juramento, para cerrar la sesión especial, diez minutos después de iniciada.

CRECIMIENTO. En un párrafo de su discurso refirió a la necesidad de tener una mejor calidad de vida.

“Una etapa, que es parte de una historia”

“Estoy aquí cumpliendo el mandato de las elecciones celebradas el 27 de octubre, en las que los ciudadanos de Adolfo Alsina me eligieron democráticamente y por cuatro años”, dijo en el inicio de su discurso el Intendente, mencionando a las autoridades presentes, funcionarios, al senador bonaerense David Hirtz, amigos, familia y vecinos del Distrito.

“Ese domingo 27 de octubre, nuestros vecinos eligieron más que un nuevo intendente. Ese domingo que no voy a olvidar, los ciudadanos eligieron un equipo de hombres y mujeres dispuestos a trabajar por el crecimiento y el desarrollo de Adolfo Alsina; y eso vengo a proponerles hoy para los próximos cuatro años”, añadió Javier Andres.

“Hoy comienza una nueva etapa; una etapa que también es parte de una historia. El 27 de octubre los ciudadanos nos eligieron porque construimos un camino juntos con David, y por eso, en esta nueva etapa que comienza, se encuentra con una base sólida de perspectivas que compartimos, sobre todo en materia de educación, infraestructura y desarrollo, pero será sin dudas, una etapa distinta”, aseguró.

MUCHA GENTE. Un gran marco de público acompañó la asunción de Javier Andres.

“Asumimos este mandato sobre una base de obras de infraestructura que durante años desvelaron a nuestros vecinos y hoy son una realidad. Es esta base la que nos permitirá trazar nuevos objetivos y soñar otras cosas, con posibilidad de tener una Universidad funcionando en el Distrito, con la tranquilidad de saber que la inundación no es una amenaza, y poder viajar más seguros por la Ruta 60 que potencia la conexión, el desarrollo, la producción y el turismo”, puso de relieve.

“Esta base nos obliga a trazar nuevos objetivos, y eso nos pone en una etapa distinta, -reiteró Andres-; y es distinta porque el contexto ha cambiado, así como la sociedad, y el equipo de trabajo: Entonces, hoy es momento de agradecer a todos los que han aportado su esfuerzo para que estemos acá, ahora con la responsabilidad de la toma de decisión”.

“Crecer como Distrito”

ABRAZO. Javier Andres recibe el afectuoso saludo del ex intendente David Hirtz y flamante senador provincial.

En otro tramo de su discurso, Andres apuntó que en los próximos cuatro años “cada una de nuestras acciones tendrá como objetivo generar crecimiento sustentable para nuestro Distrito; y vamos a trabajar cada día pensando en ese futuro de crecimiento inteligente, en armonía con el ambiente, con la educación como pilar, con la seguridad alimentaria como base indiscutible, con salud y con trabajo. Y ese crecimiento tiene que hacerse tangible para todos, a medida que conquistemos esos avances”.

“Crecer significa que podamos tener una mejor calidad de vida, que podamos fortalecer nuestro sistema productivo y de servicios, para que haya más y mejores oportunidades para los habitantes. También significa que podamos generar condiciones de desarrollo, para que los vecinos puedan desarrollar sus proyectos y cumplir sus propios sueños”, dijo.

“Crecer como Distrito significa que podamos construir una identidad común, un Norte común, y que a partir de esas definiciones podamos intervenir e incidir en el desarrollo de la región. Estamos convencidos que el desarrollo, más que local, tiene que ser regional, y eso es algo que en materia de turismo pudimos comprobar. También en relación a la cuestión hidráulica el trabajo regional nos permitió que hoy tengamos un mejor manejo del sistema de cuenca”, afirmó.

“Mucho más que un gabinete”

AFECTO. Fueron muchas las muestras de afecto , saludos y buenos augurios que recibió el intendente de Adolfo Alsina por los próximos 4 años.

“El crecimiento es nuestro desafío, y sabemos que no se logra de una vez y para siempre, sino que cada paso que damos, nos va a permitir trazar nuevos objetivos. Soñamos con un futuro de crecimiento, y durante los próximos cuatro años, vamos a trabajar para hacerlo real”, enfatizó.

“Ese futuro con el que soñamos ahora como equipo, no podrá ser nunca la construcción aislada de un gobierno, porque el futuro que queremos, sólo puede lograrse con el trabajo conjunto del Estado y la sociedad. Por eso, hoy más que nunca, es necesario que el municipio garantice la participación de las instituciones, y de todos los actores, en los distintos niveles, para delinear juntos objetivos y estrategias de acción. Tenemos que construir un gran equipo, y eso es mucho más que un gabinete”, resaltó.

GRAN GESTO. Jorge Cabrera, adversario político en las elecciones, se acercó a saludar a Javier Andres.

 “Ello exige dejar de lado todos los personalismos; significa priorizar el bien común, y por sobre todo, construir consensos; y eso también vengo a proponerles esta noche”, subrayó Andres.

“Tenemos que trabajar a partir de esa identidad común del Distrito, de ese Norte común, para poder hacerlo real, lo que significa dejar de pensar en nuestras localidades de manera separada o en competencia con otras. Cada una importa, es diferente, y para ellas: Leubucó, Gascón, San Miguel Arcángel, Rivera, Villa Maza y Carhué, vamos a trabajar”, aseguró.

“Para eso necesitamos escucharnos de manera activa y respetuosa. Los sistemas que triunfan en el mundo son los que escuchan, los que dejaron de lado la verticalidad y el aislamiento de sus dirigentes, los que han cambiado los modos de producir, y se orientaron a los resultados; son los que incorporaron las tecnologías no como aparatos de moda, sino como plataformas de construcción colectiva”, destacó.

“Confío en que los grandes resultados se logran en equipo, y creo en la inteligencia colectiva: Nadie sabe todo, todos sabemos algo, pero entre todos sabemos mucho más. Y desde mañana, en el municipio encontrarán un equipo de hombres y mujeres diversos, con miradas diferentes, que se identifican con partidos políticos diferentes. Pero las diferencias no nos separan, las aceptamos y valoramos. Todos tendremos roles diferentes, pero tenemos un sueño que nos une, un compromiso, y la vocación de trabajar por el crecimiento del Distrito”, subrayó.

“Sociabilizaremos las decisiones”

PAULA CUCO TAMBIÉN ACOMPAÑÓ LA ASUNCIÓN DE ANDRES. Quien fuera candidata a senadora por el Frente de Todos, también saludó al nuevo intendente.

Javier Andres destacó luego que “hoy estamos acá por el mandato de la ciudadanía que nos eligió a través de su voto democrático; y nos eligieron porque representamos valores que no vamos a negociar bajo ninguna circunstancia”.

“Y por supuesto -prosiguió- que junto a mis funcionarios, vamos a rendir cuentas a esa sociedad que nos eligió; sociabilizaremos las decisiones, y generaremos procesos y mecanismos de trabajo que sean ágiles, eficientes y transparentes. Pero además, les aseguro que vamos a defender los valores que nos llevaron al lugar en el que estamos hoy, que es el lugar de las diferencias pero del trabajo en equipo, en el que las decisiones se toman siempre teniendo en mente lo que eligen los ciudadanos”.

“Hoy asumimos este desafío en un contexto social y económico de crisis, en el cual muchos de nuestros niños, hombres y mujeres, sufren el crimen del hambre, la desesperación del desempleo, la injusticia de la violencia y la falta de vivienda. El municipio no es ajeno a la crisis, y sabemos que la situación que vamos a enfrentar es muy delicada; por eso necesitamos reordenarnos para poder atender necesidades que son urgentes”, apuntó.

Manifestó que “la situación crítica nos exige priorizar la austeridad como norma de gestión, el fortalecimiento del sistema productivo y de servicios para generar trabajo y oportunidades, así como atender las situaciones de emergencia social para los sectores que más lo necesitan”.

“Trabajaremos con el mayor de los respetos junto al gobierno nacional y provincial que eligió la voluntad soberana del pueblo argentino y bonaerense; y estamos convencidos que la gravedad de la situación requiere de madurez política y que todos pongamos por encima el bien común”, señaló.

El desafío

JAVIER Y ALEJANDRA. Su esposa estuvo acompañándolo, como en todo momento de su vida.

“Construir en un contexto económico, político y social adverso, es el desafío; y nos exige que hoy, más que nunca, todas las voces sean escuchadas. Ese contexto demanda el trabajo en equipo, y el equipo somos todos. Necesitamos dar un paso adelante; aprender a trabajar juntos Estado y sociedad, con diálogo respetuoso, y fundamentalmente, dejando de lado las mezquindades políticas y los egoísmos personales”, subrayó Javier Andres.

“Necesitamos afrontar un cambio cultural, que se traduzca en revalorizar la función pública, y a los trabajadores que se comprometen con su tarea para mejorar la calidad de vida de nuestras comunidades, y dar respuestas a las demandas cada vez más complejas de la sociedad”.

“Sabemos que no será un camino fácil, ni de unanimidad en la toma de decisiones, porque por supuesto, tendremos diferencias; y las celebro, siempre y cuando tengan como objetivo el bien común. Sé que con las diferencias podremos enriquecer las miradas y las acciones”, destacó.

“Nuestro gobierno será plural y de diálogo, porque estamos convencidos de que es el modo de construir políticamente. Es una clave para transformar la realidad. El diálogo exige escucha y respeto. La escucha activa y productiva tiene que ser la metodología de trabajo; y el respeto debe impregnar cada una de nuestras relaciones sociales. Nos espera el desafío de construir en la diversidad; esa es la verdadera responsabilidad que nos toca asumir”, dijo.

Por último, el intendente Javier Andres invitó a los vecinos de Adolfo Alsina “a sumarse a este desafío; a trabajar juntos a pesar de las diferencias; a sentarnos a la mesa del diálogo y los acuerdos, y a construir un Distrito mejor, entre todos”.

Categorías

error: Content is protected !!