|  

Excarcelaron a un hombre que estaba detenido por vender aceite de cannabis en la región

Carlos Miguel Hoays Giménez quedó en libertad mientras continúa el proceso, ya que la Cámara de Apelaciones de Trenque Lauquen desestimó la causa por comercialización de estupefacientes. La acusación ahora es por venta de medicina sin autorización. Comercializaba aceite de cannabis en Carhué, Trenque Lauquen, Guaminí y Salliqueló.

La Cámara de Apelaciones de Trenque Lauquen consideró al aceite de cannabis como una medicación y no una droga ilegal, habilitando la excarcelación de Carlos Miguel Hoays Giménez, detenido en Salliqueló durante un operativo realizado el sábado 13 de abril.

Hoays Giménez promocionaba por Facebook y hacía delivery de aceite de cannabis en goteros de 30 milímetros, con un costo de hasta $1.400, en una amplia región: Trenque Lauquen, Carhué, Guaminí y Salliqueló, donde tiene domicilio.

En septiembre del año pasado se lo había empezado a investigar a través de seguimientos e intervenciones telefónicas. La investigación avanzó porque el producto no tenía trazabilidad ni contaba con verificación de la ANMAT. Cuando lo detuvieron, cerca de la terminal de Salliqueló, transportaba 50 frascos.

Los jueces Guillermo Francisco Glizt, Rafael Héctor Paita y Jorge Juan Manuel Gini, atenuaron la calificación legal contra Carlos Miguel Hoays Giménez en un fallo que puede sentar un precedente en el abanico de criterios judiciales.Consideraron que no vendía estupefacientes al narcomenudeo en estado licuoso, como sostenía la jueza de Garantías Alicia Cardosi, sino que comercializaba medicina pero sin autorización.

Con la acusación de origen, podía caberle entre 4 y 15 años de prisión, sin embargo, la figura que encuadró la Cámara prevé entre 6 meses y 3 años de cárcel y, como no tiene antecedentes, lo dejaron en libertad, aunque bajo proceso.

Desde la defensa del acusado, compuesta por los Doctores Juan Pablo Bigliani y Gastón Fernández Carena, se mostraron conformes con el cambio de calificación por considerar que “Hoays Giménez fue tratado como un narcotraficante y estuvo 42 días detenido, cuando no es lo mismo vender cogollos de marihuana que aceites medicinales”.

En diálogo con el medio local Veradia.com el Dr. Bigliani afirmó, que si bien no contaba con recetas médicas, el aceite de cannabis no representa la misma peligrosidad para la salud pública y no genera ningún tipo de adicción, además agregó que: “hay investigaciones científicas y médicas que hablan de las capacidades sanadoras de este producto, pero estamos entrampados en la vieja estructura de la retrograda ley de estupefacientes, es necesario avanzar en la legislación y regulación de este tema que va a redundar en beneficios para la población”.

Por su parte el Dr. Fernández Carena, dijo que de la investigación surge que Hoays Giménez le vendía el cannabis a personas con familiares enfermos y que había canales de internet de sus consumidores que daban cuenta de lo positivo de la experiencia.

Para la jueza de primera instancia, el Código Penal incluye en el término «estupefaciente» al cannabis, la resina, extractos, tintura, aceites y semillas, con lo cual equiparó al vendedor con aquel que comercializa marihuana o cocaína. 

La Cámara explicó que los delitos contra la salud pública son los que generan situaciones de peligro «con sentido de dimensión social» y que «no se puede desconocer» que la Argentina, en el marco general prohibicionista, admitió el uso del aceite de cannabis bajo control médico. (Veradía)

Categorías

error: Content is protected !!