|  

Enzo Gasparri: “El fango de Epecuén es excelente y reconocido mundialmente; por lo tanto, hay que poner la mirada en eso”

Tras participar junto a Cecilia Audisio en el VI Congreso Iberoamericano de Peloides desarrollado en Neuquén, el médico termalista local destacó la calidad de los fangos del Lago, reconocidos por especialistas de distintos países como los naturales de relevancia mundial, sobre los que hay que poner especial énfasis.

ENZO GASPARRI Y CECILIA AUDISIO. Repreentaron a Carhué en el Congreso de Peloides realizado en Neuquén.

CARHUÉ (Cambio 2000).- Entre el 3 y el 6 de abril pasados, tal como adelantáramos, el médico termalista local Dr. Enzo Gasparri y la cosmiatra y empresaria Cecilia Audisio, participaron del VI Congreso Iberoamericano de Peloides desarrollado en Neuquén, tanto en la capital provincial como en las Termas de Copahue.

“Este evento tiene como antecedente otros cinco desarrollados en diferentes sitios de Europa, y esta fue la primera oportunidad en que se lleva a cabo en Argentina, y concretamente en Copahue, por una cuestión de tradición en termalismo, mérito, y trayectoria en el desarrollo de proyectos e investigaciones vinculadas a la materia”, dijo Enzo Gasparri a CAMBIO 2000.

“Junto a Cecilia concurrimos en carácter de invitados; y ella, en la sección de posters, presentó un trabajo de dermoestética en base a fango y agua termal, donde quedó demostrado el enorme trabajo que ha desplegado a lo largo de una trayectoria de casi treinta años, dejando a las claras que los resultados de su tarea son más que satisfactorios, que ha caminado lentamente pero con paso firme, y es muy acertado y coherente todo cuanto ha hecho”, resaltó.

“En tanto -añadió-, en lo personal tuve a mi cargo la charla de cierre del evento, el sábado 6 de abril por la mañana, con una charla sobre modificación de la tensión arterial con los baños termales con agua hipermarina del Lago Epecuén. Eso fue en el complejo termal Copahue, ya que previamente habíamos estado en Neuquén capital, en el Hotel Comahue, donde el evento se desarrolló en un auditórium con capacidad para 200 personas, con la presencia del Gobernador y otras autoridades”.

“Luego nos trasladamos al volcán, y mucha gente debió permanecer en Caviahue, dado la falta de lugar, por la gran cantidad de participación en este congreso, que fue muy novedoso, ya que médicos seríamos un 10%, mientras que el 90% eran bioquímicos, bacteriólogos y geólogos, porque se le dio especial relevancia a lo que llamamos la parte finita de lo que es el agua, el fango, y los aspectos físicos, químicos, y biológicos de los mismos”, señaló Gasparri.

Más adelante destacó que “se habló mucho sobre bacteriología y los componentes como las arqueas, que nosotros tenemos en nuestro Lago Epecuén; y en Copahue también hay, aunque de otro subtipo”.

La modificación de la tensión arterial

GASPARRI DIALOGANDO CON EL DR. UBOGUI. Fue en el marco del Congreso de Peloides.

En cuanto a la parte médica, el termalista local precisó que “hubo tres presentaciones, en las que se habló sobre psoriasis, sobre afecciones en vías respiratorias, y sobre la modificación de la tensión arterial, lo que estuvo a mi cargo. Este tema gustó, porque presenté casos clínicos, que evidentemente era lo que la gente quería, ya que venía con mucha información acerca de átomos, moléculas, fórmulas químicas y demás, lo que a cierta altura puede resultar algo tedioso”.

“Y por mi parte -continuó-, abordé la parte humana del problema, lo más tangible, lo que sucede con las personas que llega a las termas, lo que llamó la atención, porque el tema de la modificación de la tensión arterial, no es una cuestión que se de en las de Carhué, sino que es general”.

El Dr. Gasparri explicó asimismo que “la mitad de la población es hipertensa; de esa mitad, el 50% no sabe que lo es; y de ese porcentaje que sabe que lo es, la mitad, está tratada y el resto no. Entre los tratados, el 50% logra el objetivo terapéutico, y el otro 50% no está bien tratada; o sea que hay un porcentaje enorme de hipertensos que visita distintas termas, lo que merece atención”.

Más tarde, el médico termalista apuntó que “me gustó mucho un trabajo que hicieron en Copahue sobre presión, en el que evaluaron otros aspectos, como la aparición de arritmias, el comportamiento de la tensión arterial y la frecuencia cardíaca; y en cuanto a tensión, los resultados fueron muy concordantes, o sea que estamos investigando en el mismo sentido”.

Los fangos de Copahue y Carhué

“También fue de mi agrado la presentación del profesor Dr. Francisco Maraver, denominada ¿Es importante la fase líquida en las propiedades físicas de los peloides?”, puso de relieve el Dr. Gasparri.

Puntualizó que Maraver “comenzó a desarrollar el tema con la historia de los peloides en Argentina, y aseguró que en 1940, ya sabían en España que los dos fangos más importantes de Sud América eran el de Copahue y el de Carhué, que habían sido analizado en la década del treinta, porque hay trabajos que datan ya de esa época”.

“El Dr. Maraver dijo que los peloides más reconocidos y buscados, son los naturales, como en nuestro caso, en Copahue y Mar Chiquita, que es una especie de hermanita de Epecuén, con variables cuantitativas y cualitativas. Pero lo cierto es que en Europa, los fangos se hacen con componentes artificiales; ellos tienen el agua mineromedicinal, pero después, la parte sólida del peloide, se hace con arcillas, como si fuera un medicamente, en el que ponés la droga, pero el excipiente que lo acompaña, como el almidón, el colorante o el estabilizador, son artificiales”, expresó.

“Él insistió sobre eso, y en la importancia de tener un cristalizador natural como es la Laguna de Epecuén, con fangos totalmente naturales. Y ese aspecto que fue destacado, dejó muy bien sentado nuestro lugar”, enfatizó Gasparri.

El médico termalista local dijo además que “la profesora Dra. Miria Baschini, que es del Mar de Ansenuza o Mar Chiquita, nacida allí, habló de peloides en general, y abordando la parte concretamente de Argentina, también resaltó la importancia del fango de Carhué. Por lo tanto, con todo esto me sentí muy reconfortado”.

“Un evento de excelencia”

CONGRESO DE PELOIDES EN NEUQUÉN. El Dr. Gasparri escucha la explicación de la disertante.

El Dr. Gasparri puso de relieve que fue un evento “de excelencia, con disertantes europeos de Portugal, de España, así como estuvo invitado el Dr. Zeki Karagülle, jefe de la cátedra de Hidrología Médica de una importante universidad de Turquía, así como por América hubo presencias de Cuba, Brasil y Chile”.

“Y los representantes de este último -apuntó-, manifestaron el enorme problema que tienen a causa de no tener legislado el termalismo, y al no estar reconocido por salud pública, tienen reconocido el reiki, la masoterapia, la aromaterapia y otras disciplinas complementarias, pero el termalismo no existe en Chile”.

“Entonces -subrayó-, como tienen varios centros termales que se usan desde su arista lúdico-recreativa, quieren darle importancia mineromedicinal, para lo cual tienen que elaborar sus trabajos e investigaciones, que darán lugar a un proyecto de ley; y me han invitado a participar de esos trabajos, para que los orientemos y colaboremos”.

Por último, el médico local aseguró que “lo que me ha dejado este congreso, es que de nuestra parte debemos hacer una especie de mea culpa porque siempre estamos poniendo la mirada sobre lo que es el agua de Epecuén, y dejamos de lado el fango, que es excelente y reconocido mundialmente; por lo tanto, la idea ahora es ver cómo junto a los referentes del sector, podemos intensificar el trabajo con peloides y su aplicación”.

Categorías