|  

Dominique Walser, el nombre de la danza en Rivera

La profesora, que reside desde hace 4 años en esta localidad, habla sobre su actividad particular y en los Talleres Municipales de Arte. “Para mí es una gran emoción ver año a año el progreso que tienen los alumnos, el compromiso y dedicación en cada clase, el acompañamiento de las familias, y la aceptación de los vecinos de la localidad por lo que hacemos”, subrayó.

CON SU FAMILIA. Dominique, con sus papás Eduardo y Josefa, junto a Abel y sus tres hijos.

RIVERA (Cambio 2000).- Cada fin de año, en las muestras de los alumnos de la Usina del Arte, la expresión del arte de la danza se destaca por su despliegue de energía y emoción a través de la coordinación de los movimientos y la interacción que se genera con la gente.

Detrás de cada escena y detalles coreográficos que hacen brillar a cada alumno, está su profesora. Su pasión por la danza y su capacidad de transmitir el lenguaje del movimiento hace que su labor en esta disciplina del arte y en cada una de sus propuestas de aprendizaje y recreativas se conviertan en relevantes y sigan creciendo.

“Mi gusto por la danza comenzó desde muy pequeña, a la edad de 4 años, siempre encontré el apoyo de mis padres para poder ser parte de las academias de Danzas donde pude formarme”, comenzó diciendo Dominique.

Su nombre completo es María Dominique Walser Ayala y desde hace no muchos años llegó a Rivera y simultáneamente trajo e instaló la danza en esta localidad del distrito de Adolfo Alsina.

“Hace 4 años que estoy viviendo en Rivera”, señaló Dominique y agregó: “Desde que llegamos junto a mi familia siempre fuimos bien recibidos e integrados a la comunidad, principalmente en lo laboral, donde nos brindaron los espacios para poder desarrollar nuestras actividades y profesiones”.

El aprendizaje y la capacitación de esta actividad fue parte del recorrido realizado. En ese camino de vínculo con la danza, Dominique repasó algunos de los lugares significativos que la ayudaron a formarse.  “Uno en la localidad de Emilio V. Bunge: ‘Escuela Coreográfica Argentina’ donde se brinda la formación de Danzas Españolas, Jazz y Hip-hop y otra en la ciudad de Gral. Villegas, ‘Instituto de Danzas Grabeel’, ubicado a 50 km de mi domicilio en aquel momento, a la que mis padres con mucho esfuerzo me llevaban varias veces en la semana para que pudiera asistir a las clases de danzas Clásicas, Tango y Folklore”. También recordó sus estudios en San Luis.

Aprendizaje, formación y después, llegó el momento de enseñar. Así fue este trayecto de Dominique.  “Durante los últimos años en los que cursé el profesorado fue que dicté mis primeras clases. Luego de recibirme empecé a trabajar de manera continua hasta la actualidad”, expresó con satisfacción, al tiempo que comentó que “desde el año 2016, formo parte de los Talleres Municipales de Arte, que funcionan actualmente en la Usina del Arte”.

Allí, Dominique rodeada de niños y jóvenes, hace una de las cosas que más le gusta, enseñar y disfrutar con sus alumnos. “En la Usina del Arte, dicto clases a niños desde los 4 a 17 años, trabajo muy a gusto porque es un espacio en el que no solo se desarrolla una actividad solo por el hecho de aprender, sino para compartir y aprender a trabajar en equipo”, enfatizó y resaltó Dominique.

Las danzas que enseña son: Folklore, Español y Hip-Hop. “Y se agregó desde hace dos años el Taller de Iniciación a la Danza para los más pequeños, donde dan los primeros pasos en cuanto al baile, tomando como eje principal la Danza Clásica”, subrayó.

“Para mí -sostuvo Dominique-, es una gran emoción ver año a año el progreso que tienen los alumnos, el compromiso y dedicación en cada clase, el acompañamiento de las familias, y la aceptación de los vecinos de la localidad por lo que hacemos”.

Además de su labor en la Usina del Arte, dedica parte de su tiempo a la actividad privada. “Dicto clases de Gimnasia destinada a adultos, donde combinamos baile y Aerobox, como también Kangoo Jumps”, contó.

En el repaso de su trayectoria laboral, también aparece una vecina localidad pampeana. “Durante tres años trabajé en la localidad de Rolón, en el área de Cultura, dictando clases de danzas a niños y adolescentes”, expresó.

En esta temporada, Dominique Walser forma parte de la Escuela Abierta de Verano. También, da clases de Aquagym para adultos en las instalaciones del Tiro Federal.

En sus proyectos para este 2020, su visión pasa por la continuidad de su intensa agenda de trabajo. “Desde marzo en adelante quiero continuar con las actividades privadas que mencioné anteriormente, los talleres de la Usina del Arte y capacitaciones a lo largo del año”, dijo.

Su dedicación implica tiempo. El compromiso y responsabilidad con que asume cada una de las  prácticas laborales de enseñanza la destacan. Ese tiempo y dedicación imponen agradecimientos.

“Quiero agradecer a mi familia porque es la que realmente me acompaña y acepta mis ausencias en algunas ocasiones. A mis padres Eduardo y Josefa y mis hermanas, en especial Daniela Walser que siempre acepta cada propuesta para bailar; a mi pareja Abel y mis 3 niños: Emilia, Felipe y Agustín”.

También mencionó “a los alumnos y sus respectivas familias, a las alumnas que participan de mis actividades para adultos; a María Jose Machado por haber confiado estos años en mi trabajo; Diana y Mónica mis compañeras en la Usina del Arte; a la Municipalidad de Adolfo Alsina; Comisiones del Tiro Federal, Centro Cultural Israelita, Club Deportivo y Club Independiente de Rivera por facilitarme las instalaciones para las actividades”.

Categorías

error: Content is protected !!