|  

Argentina después del FMI: la brecha entre el punto de partida y el punto de llegada

A raíz de la visita del FMI a la Argentina, el Centro de Economía Política Argentina elaboró un informe que repasa los principales ejes de los acuerdos. «Es de destacar las sucesivas modificaciones a la baja de las estimaciones sobre las principales variables económicas y el punto final del acuerdo respecto de tales indicadores, que dejan a la Argentina en peores condiciones que hace tres años atrás», indica el trabajo

MAURICIO MACRI, junto a la Directora del FMI, Christine Lagarde, y el Ministro de Economía, Nicolás Dujovne.

Desde el lunes 11 de febrero de 2019 el FMI regresa a la Argentina para la revisión del acuerdo firmado con nuestro país. De la visita depende el nuevo desembolso de 7.800 millones Derechos de Giro (DEG), equivalentes a unos USD 10.900 millones. 

A la fecha, los desembolsos del FMI suman USD 28.200, que fueron desembolsados del siguiente modo: $15.000 en junio de 2018, USD 5.600 en septiembre 2018 y USD 7.600 en diciembre 2018. Si se adicionan los USD 10.900 que se esperan a marzo 2019, se alcanzaría un préstamo concretado de USD 39.100 millones, es decir, el 70% de los montos acordados con el organismo.

En junio 2018 se realizó un primer acuerdo con el FMI, el cual tuvo una breve duración de poco más de tres meses, para dar lugar una revisión de los desembolsos y de las metas, que además sumaron USD 7.000 millones a los USD 50.000 del primer acuerdo, totalizando USD 57.000.

Esta ampliación se realizó a pesar de haberse reconocido notorios incumplimientos en las metas de inflación, la utilización de la emisión de dólar futuro como herramienta de contención del dólar y la pérdida de reservas del BCRA.  

La parte central del acuerdo de octubre 2018 fue la reprogramación de los desembolsos del FMI, adelantando parte importante para el año 2019, donde se disputan las elecciones presidenciales. Como se observa en el informe, los dos desembolsos más significativos se realizan antes de las PASO y de las elecciones generales.

En el primer acuerdo de junio 2018, los desembolsos antes de las PASO eran del 53% y subieron al 59% en el nuevo acuerdo. Si colocamos como referencia las elecciones generales, en el primer acuerdo los desembolsos se realizaban en un 78% antes de octubre 2019 y en el segundo acuerdo vemos que el 88% del préstamo del organismo será desembolsado antes de esa fecha. 

Adicionalmente, en octubre 2018 se modificó el carácter del préstamo. Mientras que el primer acuerdo preveía sólo USD 15.000 millones de apoyo presupuestario y el resto era precautorio (sólo se usaba si era necesario), en el nuevo acuerdo se reconoce la necesidad de utilizarlo íntegramente como apoyo presupuestario. 

Tanto en el Memorándum entre Hacienda y el FMI que se firmó el 17 de octubre de 2018 (pero que se dio a conocer después de la media sanción de la ley de presupuesto), como en la reciente actualización de enero del 2019, se elaboran estimaciones de las variables clave de la economía argentina y se registra un empeoramiento en todos los frentes. 

PBI, desempleo, inflación y balanza comercial

Entre junio y octubre 2018 se reconoce una caída del crecimiento del producto más acelerada pasando del -0,5 a -1,7%.

Respecto al desempleo, en la revisión de octubre 2018, se estima una tasa del 9,8% para el año 2018, muy cerca de los dos dígitos y mayor al 8,9% calculada anteriormente. En efecto, en 2019 se espera un guarismo de 10,9%. 

En lo que a la inflación respecta, el aumento general de precios proyectado en 31,7% en junio para el año 2018, sube a octubre con una estimación anual de 43,8%. En diciembre fue corregida nuevamente al 47,4%, cerca del valor oficial informado por el Indec de un 47,6% . 

En cuanto a la balanza comercial, de un inicial superávit estimado en junio 2018 de USD 700 y USD 4.000 millones para el 2018 y 2019 respectivamente, se mejora la perspectiva con la proyección de un superávit de USD 3.300 y USD 12.000 millones a octubre (luego de la suba del dólar). Sin embargo, los datos preliminares a diciembre  de 2018 indican un déficit comercial de USD 3.820 millones (ICA – INDEC), lo que se acerca más a las estimaciones presentadas por el gobierno en el proyecto de Presupuesto 2019, donde se estimaba un déficit de USD 4.600 millones para 2018.

Finalmente el FMI proyectó en diciembre 2018 un déficit comercial de USD 1.600 millones para todo el año transcurrido, aún muy lejos del balance comercial provisorio a diciembre del 2018 de USD 3.820 millones (deficitario). 

Asimismo, el acuerdo de octubre alerta sobre los riesgos en la capacidad de repago ante una nueva devaluación de la moneda en el caso de no generar la confianza necesaria ante los mercados, teniendo en cuenta que una gran proporción de la misma se encuentra denominada en moneda extranjera (95,4% de la deuda pública bruta al 3er. Trimestre del 2018 ). 

En dicho acuerdo, además, las estimaciones son optimistas pero los técnicos del Fondo se ponen a resguardo planteando que las posibilidades de no cumplimiento son altas o que el sendero es sustentable pero de baja probabilidad. 

En relación a las propuestas fiscales, el Fondo reconoce que el programa de ajuste es más severo que los que suele implementar en otros países. 

En el marco del eje puesto en el ajuste del gasto, cabe señalar que desde el primer acuerdo de junio, el Fondo aseguro que –dado el empeoramiento de la situación económica-, lo pactado garantizaba el gasto social para proteger a los sectores más vulnerables. Sin embargo, la definición de “gasto social” sólo contempla un 10% de las prestaciones sociales (AUH y AUE) que explican más del 60% del gasto público.

Al realizar un ejercicio de comparación del PBI entre puntas (2015 vs. 2019), se observa en el Reporte Económico Global de abril del 2018, previo al acuerdo alcanzado en junio, se esperaba finalizar el mandato presidencial de Cambiemos con un PBI superior al del 2015 en términos reales en un 6,27%.

Firmado el acuerdo en junio 2018, las proyecciones eran 2,9% en el escenario base o un -0,33% en el escenario adverso respecto del inicio de la gestión de Cambiemos. Al alcanzar el nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional en octubre 2018, se estima un PBI, a fines de 2019, 3,52% inferior al del año 2015.

En síntesis, si tomamos en cuenta el PBI estimado para 2019 en el Presupuesto Nacional votado en noviembre 2018, al finalizar el mandato deberíamos esperar un PBI 1,94% inferior al recibido en el año 2015.

Por último, resulta al menos llamativo que las estimaciones del Fondo Monetario Internacional proyecten un retorno del crecimiento económico en la Argentina a partir del año 2020, siendo que en aquel periodo será cuando se reciba la menor cantidad de fondos netos de parte del organismo y se inicie con el repago del préstamo del programa. (La Tecla)

Categorías