Edición On Line
Año XI- N° 620 - 07-06-18
Carhué - Argentina
AUNQUE LAS BASES HABÍAN ACEPTADO EL OFRECIMIENTO DEL EJECUTIVO
Los trabajadores municipales programan la solicitud de una reapertura de la paritaria salarial
Por estos días se realizará una asamblea extraordinaria en la sede de la ASTMAA, pedida por las bases que manifiestan el ánimo de rectificarse de su decisión anterior. El secretario general, que al igual que el resto de la conducción del gremio está en desacuerdo con lo firmado, destacó que “los compañeros reflexionaron a fuerza de lo que les muestra la realidad cotidiana”. Ahora van por más.
Pese a que con la firma por parte de las bases, hace poco más de un mes se selló el acuerdo salarial para lo que resta del año de los trabajadores municipales de Adolfo Alsina, por estos días, quienes se pronunciaron en favor de aceptar la oferta del Ejecutivo, a fuerza de lo que les muestra la realidad cotidiana, reflexionaron acerca de la misma y pidieron a los sindicatos se solicite una revisión de la pauta.
Por tal motivo, desde la ASTMAA adherida a FESIMUBO se está dando curso a la petición, a la que se refirió el secretario general de la entidad, Néstor Coliné.
“Dentro del ámbito gremial, se respeta la decisión emanada de las asambleas y la opinión de las bases; por lo tanto en el momento en el cual se aceptó la pauta salarial que proponía el Departamento Ejecutivo, desde la comisión directiva de la ASTMAA, ya avizorando el rumbo que iban tomando las cosas, y acorde a la información que nos iban suministrando desde la Federación, firmamos en disconformidad”, recordó.
“El transcurso de los días nos van dando la razón de que cerrar la pauta en ese porcentaje era como gatillarse en la sien; porque vivimos en el país de los tarifazos, los vetos y la escalada de los precios, donde comer se hace cada día más dificultoso; entonces, oportunamente, por medio de una nota, dejamos sentada nuestra posición de no estar de acuerdo con ese 15% y solicitamos la reapertura de paritarias para el mes de setiembre. Hoy estamos a poco más de treinta días de aquello, y prácticamente, según el rumbo que van tomando las cosas, es como si estuviésemos hablando de hace diez años”, enfatizó Coliné.
“Por lo tanto -prosiguió-, estamos en tiempo de pedir una urgente apertura y una nueva negociación, porque la verdad es que el tema de las tarifas, los impuestos, y entre otras cosas la canasta básica de alimentos, son cada día más difíciles de afrontar por parte de las familias; y como seguramente sucede en el resto de los sectores asalariados y el comercio, el trabajador municipal está en una terrible depresión, y ni siquiera puede calcular lo que puede llegar a gastar en una semana”.
MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN GRÁFICA DE CAMBIO 2000

Publicado el 07-06-18