Edición On Line
Año XI- N° 620 -
Carhué - Argentina
EDITORIAL
Equilibrar la balanza
Tendremos que confiar siempre los argentinos en el viejo pero no por ello siempre vivo pensamiento, de que por encima de los hombres están las instituciones a las que ellos aspiran a llegar.
Ya no importa quién deslizó esa afirmación, lo que vale es aceptar en nuestro tiempo que por encima del acierto o el error de los actos de quien lo manifestó, es una enfermedad incontrastable.
Los hombres en la vida política aspiran, y con derechos inalienables, a conducir los destinos del país, en cualquiera de los estamentos públicos de nuestra organización, y a alcanzar los ideales comunes de bienestar y prosperidad.
MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN GRÁFICA DE CAMBIO 2000

Publicado el