Edición On Line
Año XI- N° 620 - 24-11-17
Carhué - Argentina
CORREO DE LECTORES
A contramano de la historia
Este escrito intenta ser un análisis político a grandes trazos, de los acontecimientos ocurridos en estos últimos días, y que por supuesto dejaron sorprendidos a mucha gente como a mí.
A cien años del triunfo de la Revolución Rusa, un acontecimiento que conmovió al mundo por sus características, habiendo sido un pueblo tan atrasado y sometido, fue un atrevimiento inconcebible para el capitalismo el cual habían protagonizado campesinos, obreros y estudiantes.
Significó un salto cualitativo gigantesco en la historia de la humanidad, en cambio nosotros acá a cien años de aquella hazaña cada vez que tenemos que manifestarnos lo hacemos para atrás, “a contramano de la historia”.
En esta elección hubo dos ganadores y dos perdedores, lo polarización de fuerzas un poco como que obligó al electorado a definirse, salvo las minorías permanecieron fieles a su opción anterior por lo que optaron por un voto negativo. El candidato del Frente Renovador Massa, que se venía esmerando por hacer creer que él era la otra opción criticando a uno y a otro por igual, la gente no se olvidó que él le votó todas las leyes a Cambiemos y le pasó la factura en esta elección. Quedó demostrado que el “Frente Renovador” representa a la derecha del peronismo y si no que expliquen dónde está el porcentaje que perdió con respecto a la elección anterior.
Lamentablemente fue la actitud de Randazzo que eligió privilegiar sus ambiciones personales en lugar de sumar fuerza en “Unidad Ciudadana”, siendo que se le ofreció ocupar el segundo lugar. ¿Qué expectativas impostergables abrigaba en su interior que no le permitieron ver el momento histórico que vivimos? Yo no quisiera creer que hubo factores externos que incidieron en sus decisiones. Lo cierto ahora es que le queda un futuro bastante incierto políticamente hablando.
La fragmentación del Partido Justicialista está dada por una crisis de representatividad, existen aparatos y estructuras arcaicas dentro de su seno, el capitalismo se desarrolló y el peronismo no evolucionó, sobran los candidatos y faltan propuestas, la unidad pasa por un programa de gobierno realista que contemple las necesidades populares que son la mayoría, un proyecto de gobierno que los contenga a todos por igual.
Este gobierno que había dicho que venía entre otras cosas a cerrar “La Grieta”, siempre refiriéndose a la brecha que separa a ricos y pobres, vale la pena recordar que esa grieta viene desde 1810, por el contrario la ha profundizado con medidas políticas y de represión a diversas manifestaciones sociales, o la lucha por la defensa de sus fuentes de trabajo como los obreros de P.E.P.S.I.C.O, Milagros Sala presa, Santiago Maldonado muerto, los mapuches salvajemente apaleados y sometidos.
Ya había dicho yo en otro escrito, que estas medidas políticas y económicas no cerraban sin represión, es decir que no se podían imponer si no es a palos, triste papel el de los pobres que votaron a este gobierno, este fue un voto de pobres contra pobres, no pudieron o no quisieron escapar de la poderosa influencia que ejercen los medios de comunicación y se transformaron en un objeto de manipulación política del sistema.
No debemos olvidar que este gobierno detenta todos los poderes, es decir, la suma de los poderes a los que un gobierno pueda aspirar: el poder económico, el poder ejecutivo, el poder legislativo, el poder judicial, y la infernal maquinaria que son los medios de desinformación, difamación y conspiración.
Cuando las generaciones venideras se encuentren con una deuda monstruosa que tengan que pagar, y se pregunten si esta es la herencia que nos dejaron estos viejos de m….., seguramente que yo no voy a estar, pero no por eso me voy a convertir en cómplice ni de los acreedores ni de los que la contrajeron. Y de acuerdo como van las cosas en cualquier momento para acceder a mas créditos tenemos que poner como garantía de pago una provincia, pero los acreedores van a querer que sean en el sur, así ganan una posición estratégica dentro del dominio geopolítico mundial.
Pero no está todo perdido, siempre que cuando vayamos a votar, no lo hagamos a “contramano de la historia”.

Luis M. Murúa - DNI 6.894.583 - Carhué

Publicado el 24-11-17