Edición On Line
Año XI- N° 620 - 05-10-17
Carhué - Argentina
Que 20 años no es nada…
• EL EX PRESIDENTE RAÚL ALFONSÍN VISITABA CARHUÉ. Veinte años atrás, el ex presidente de la Nación, Raúl Alfonsín, visitaba Carhué en el marco de la campaña proselitista para las elecciones del 26 de octubre. El Dr. Alfonsín había llegado acompañado por el presidente del Comité Provincia de la UCR, Enrique García, y el secretario del Comité, Osvaldo Bissioti. En el comité local Alfonsín brindaba una conferencia de prensa y luego, en Racing Club, compartía con más de 800 personas una paella gigante. Después del almuerzo hablaban el candidato a diputado provincial por la reelección Juan P. Tunessi, el diputado nacional Juan Pablo Baylac, Enrique García y el Dr. Raúl Alfonsín. Muchos legisladores y candidatos a legisladores por la Sexta Sección Electoral se encontraban presentes también ese domingo en Carhué. Entre otras consideraciones, al hablar de la Alianza, el Dr. Alfonsín manifestaba: “Desde hace muchos años vengo sosteniendo que es necesario realizar un gobierno de coincidencia democrática en la Argentina. Con relación a estas elecciones el 26 de octubre el objetivo es evitar que el gobierno continúe con mayoría en la Cámara de Diputados, para recuperar la política, para obligarlo a discutir, porque actúa como si fuera un gobierno delegativo y hace lo que quiere. Así no es la política, la política es diálogo. Cuando comenzó la campaña yo advertí que se podía perjudicar el objetivo del ‘99 porque la competencia en el tiempo actual podía significar un deterioro para la posibilidad de la construcción de un poder que lograra la gobernabilidad. Esta fue la razón por la cual me fui de la lista, y creo que con mucho éxito, incluso mayor del que yo suponía, debo admitirlo, porque es como una ola que se produce en el país, una esperanza nueva, hay una gran confianza. Por otra parte siempre es positivo para la democracia la alternancia en el poder”. Respecto a la campaña -considerada negativa desde la oposición-, que estaba llevando adelante el oficialismo, el ex presidente Alfonsín manifestaba que se debían “respetar las diferencias de opinión, no descalificar al adversario, debemos actuar con sentido constructivo porque en definitiva todos somos argentinos y todos tenemos que vivir en nuestro país. El regreso a las antinomias es negativo para la Argentina”. Y al ser consultado sobre las palabras del presidente Menem que calificaba al gobierno de Alfonsín como “el más corrupto de la historia”, el ex presidente respondía: “No tengo respuesta para eso, estoy acá. Simplemente se trata de eso, estoy acá yo y están todos mis colaboradores y está la justicia allá. Nadie me había hecho una imputación de esa naturaleza, jamás se me había pasado por la cabeza, yo no sé vivir de otra forma que austeramente, entré pobre al gobierno y salí pobre, no tengo bienes de capital, a pesar de que decían que me había hecho una casa en Galicia con grifos de oro…”.
MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN GRÁFICA DE CAMBIO 2000

Publicado el 05-10-17