Edición On Line
Año XI- N° 620 - 05-10-17
Carhué - Argentina
11 DE OCTUBRE / DÍA DEL MARTILLERO Y CORREDOR INMOBILIARIO
Miriam Castaldi, una de las representantes locales de la profesión, cuenta su experiencia en la actividad
Miriam Castaldi. Martillera carhuense.
El 11 de octubre se celebra el Día del Martillero Público y Corredor Inmobiliario, en conmemoración de la Asamblea Constitutiva de pioneros y forjadores de la profesión, realizada en la ciudad de Tandil, con la intención de formar una asociación, federación o colegio.
Por tal motivo, es día para homenajear a estos profesionales que, dependiendo de la especialidad a la que se hayan volcado, pueden realizar ventas privadas, o a través de remates públicos de cualquier clase de bienes muebles, inmuebles, semovientes y derechos, marcas, patentes y en general todo bien cuya venta no esté prohibida por la ley o encomendadas a otras profesiones específicas. Y esas ventas pueden ser encomendadas por un particular, en remates privados; por el Estado, en remates oficiales; o por la justicia, en el caso de los remates judiciales y siempre deben realizarse en forma pública y al mejor postor. El Martillero Público, además, puede practicar y expedirse en tasaciones de inmuebles, y muebles en general, así como pueden desempeñarse también como auxiliares de justicia en los procesos en los cuales el juez necesita saber el valor de una propiedad o decide el remate de un bien mueble o inmueble de un deudo.
La expresión martillero, viene de quien “maneja el martillo” y se asociaba a las ventas de cosas en público, donde los interesados pujaban, adjudicando el vendedor, mediante un “golpe de martillo”, el bien o compra al último oferente. También a quienes ejercían esta profesión, se les llamó en su momento “subastadores”, un vocablo que une sub (bajo) y asta (bandera), lo que significa “debajo de la bandera” que antiguamente se colocaba como símbolo del remate
Una de los representantes de la profesión en nuestro medio, es Miriam Castaldi, quien desde su oficina ubicada en Plaza Levalle casi esquina Roque Sáenz Peña, comentó que “cuando aún me desempeñaba en la Escuela Media Nº 2, en el año 2004 inicié la actividad como martillera; no obstante, en ese momento compartía mi tiempo entre los dos trabajos, y esperé a jubilarme para abocarme de lleno al mercado inmobiliario; un mercado que ha tenido altos y bajos, y en los últimos tiempos, después de estar muy estancado, ha comenzado a movilizarse a partir de los créditos hipotecarios para adquisición de viviendas, o de las ventas de lotes de terrenos para PROCREAR”.
“Cuando comencé, había una notoria recesión, y si bien existían quienes lograban vender algo, era muy poco lo que se invertía en nuestra ciudad, porque era muy dificultoso para un trabajador medio acceder a su propiedad, salvo que ésta fuera una vivienda social; esa realidad cambió en los últimos años, el mercado fue tomando movimiento, y se dio un número interesante de operaciones vinculadas a terrenos, en lugares donde años atrás era impensado que se construyeran casas; y de hecho, Carhué ha crecido muchísimo aún en sectores donde no había servicios, y creíamos que el progreso no llegaría; pero en cambio vemos barrios nuevos, con viviendas hermosísimas, espacios verdes y demás”, puso de relieve la martillera local.
MÁS INFORMACIÓN EN LA EDICIÓN GRÁFICA DE CAMBIO 2000

Publicado el 05-10-17