Edición On Line
Año XI- N° 620 - 05-10-17
Carhué - Argentina
DESDE GUAMINÍ
Dicen que la Provincia mide “con una vara despareja” la crisis hídrica
La decisión de no efectuar el trasvase de los excesos hídricos de la laguna Alsina al lago Epecuén generó conformidad en Carhué pero disparó un profundo malestar en Guaminí, donde cargaron las tintas contra el titular de Hidráulica bonaerense, Rodrigo Silvosa, por no dar certezas y “medir con una vara despareja” la situación crítica que se registra en los distritos de la región, según publicó el sitio digital de periodismo político Letra P.
En este punto, el asesor hídrico de la Municipalidad de Guaminí, Marcelo Schwerdt, exigió a María Eugenia Vidal: “La Gobernadora tendrá que definir si quiere que estemos con el agua en la rodilla en los pueblos o que se pierda la salinización de Lago Epecuén“, aludiendo con esto último a la postura de la comuna de Adolfo Alsina que señala que dicho lago ya no puede recibir más caudal de agua y que, de producirse, afectaría las características del espejo de agua que la hacen un punto de atracción turística.
El funcionario del municipio comandado por el peronista Néstor Álvarez señaló que no hubo avances en los diferentes pedidos que habían realizado ante las autoridades bonaerenses, fundamentalmente en las gestiones solicitadas para realizar la apertura de las compuertas del Rolito y, por consiguiente, el trasvase de aguas rumbo a Epecuén.
Y arremetió: “Se blinda muy bien a Adolfo Alsina y se lo deja en total desprotección a Guaminí con las medidas tomadas. La Cuenca del Vallimanca, además, no puede recibir más agua. Está igual o peor que nosotros”.

Publicado el 05-10-17